ARCHIVO. Las oficinas de Isolux Corsán en España.