La parte del techo caída en el patio de comidas. Foto: Juan Carlos Monrroy.