Frontis del edificio de ENTEL, en La Paz. Foto:Archivo / Página Siete