Un artista trabaja en su taller en el edificio Ocupa Ouvidor, 63 en Sao Paulo. Foto:AFP