Amalia Castillo es conducida a celdas de la fuerza anticrimen luego de su aprehensión. Foto:Página Siete