La Paz, Bolivia

Jueves 27 de Julio | 18:52 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Hamilton se hace fuerte en casa y mete presión

Bottas y Raikkonen completaron el podio. Vettel pinchó una llanta en la última vuelta. En Hungría podría haber nuevo líder.

Hamilton se hace fuerte en casa y mete presión

La celebración particular que tuvo el piloto que venció ayer en Silverstone.

AFP / Silverstone
 
El piloto británico Lewis Hamilton (Mercedes) se impuso ayer en el Gran Premio de Gran Bretaña,  en el circuito de Silverstone, y se coloca a un punto del líder del Mundial de Fórmula 1, el alemán Sebastian Vettel, que acabó 7º.

El piloto de Ferrari, que sufrió un pinchazo en la penúltima vuelta cuando iba tercero y le obligó a parar de nuevo en boxes, suma ahora 177 puntos, por los 176 de Hamilton, que sumó su quinta victoria en casa, igualando el récord en Silverstone de su compatriota Jim Clark y del francés Alain Prost.

"El apoyo ha sido inmenso”, destacó Hamilton, que llegó tarde a la conferencia de prensa tras darse un baño de masas con sus aficionados. "Estoy realmente orgulloso de haberlo podido hacer para todos ellos”.

Hamilton había partido desde la primera posición de la parrilla de salida, después de firmar el sábado la 67ª pole de su carrera y colocarse a una sola del récord absoluto del alemán Michael Schumacher.

El finlandés Valtteri Bottas remontó desde la novena plaza en la parrilla de salida y acabó segundo, a 14 segundos de su compañero, dando así a Mercedes un nuevo doblete.

"Ha sido el fin de semana perfecto para el equipo. Por mi parte ha sido increíble lo que hemos podido hacer hoy. Kimi estaba demasiado lejos como para aspirar a la segunda plaza, pero tuvimos suerte (...)”, declaró Bottas.

Con este nuevo podio, Bottas se mantiene en la lucha por el título, con 154 puntos.

Y Mercedes amplía a 55 puntos su ventaja al frente de la clasificación de constructores con respecto a su principal rival, Ferrari, la gran perdedora del fin de semana en Silverstone. 

Los Ferraris pinchan

El finlandés, Kimi Raikkonen, completó el podio beneficiándose del problema mecánico de su compañero en Ferrari Vettel, aunque Iceman también tuvo que parar en boxes en la última vuelta, cuando iba en la segunda posición, a cambiar neumáticos tras sufrir el mismo problema que el alemán.

"Esta carrera no ha sido positiva para nosotros, pero el balance general es positivo”, se consolaba Vettel. "No hay que juzgar en función de una sola carrera. Hay que aceptar la derrota, incluso aunque deteste perder”, añadió.

Los Red Bull del holandés Max Verstappen y del australiano Daniel Ricciardo, que partió desde la penúltima plaza de la parrilla, acabaron al pie del podio, mientras que el piloto  alemán Nico Hulkenberg (Renault) fue 6º.

Los Force India del francés Esteban Ocon y del mexicano Sergio Pérez se clasificaron por detrás de Vettel, en octava y novena posición y décimo fue el brasileño Felipe Massa (Williams). 

El español Fernando Alonso (McLaren) tuvo que retirarse de nuevo (séptimo abandono en nueve carreras), víctima de un problema en el motor, y su compatriota Carlos Sáinz Jr (Toro Rosso) tuvo que abandonar la carrera en la primera vuelta tras un choque con su compañero de equipo Daniil Kvyat.

La Fórmula 1 volverá en el GP  Hungría dentro de 15 días.
3
1