La Paz, Bolivia

Martes 26 de Septiembre | 07:09 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Del fatídico minuto final de siempre y un pésimo arbitraje

Del fatídico minuto final de siempre y un pésimo arbitraje

Rodríguez disputa el balón ante Chalá, anoche en el Casa Blanca. Foto:AFP

Diego Gonzáles  / La Paz

Como muchas veces en la historia del fútbol boliviano, los minutos de adición injustificados   jugaron en contra. Anoche, Bolívar tuvo que llegar a los penales luego de  un gol del rival que llegó en el último minuto de adición del encuentro. 

El juez del encuentro, el paraguayo Eber Aquino, de una mala actuación,  ordenó  cuatro minutos de adición  que no eran justificados en el segundo tiempo. Bolívar no completó los tres cambios, el único momento  en que  ingresó la camilla fue cuando Marcos Riquelme recibió un golpe en el rostro en el área, penal que no cobró el árbitro a favor de los celestes.

 Un cabezazo a los  93’ hizo que se caiga toda la estructura celeste. La desconcentración en ese minuto fatídico generó también cierta desconfianza en la definición desde los 12 pasos donde Pablo Pedraza y Ronald Raldes no pudieron marcar.

La defensa que rayó a gran altura anoche en el estadio Casa Blanca no pudo en la última jugada del encuentro en la que el uruguayo Horacio Salaberry ganó en el cabezazo a Pedraza y venció a Matías Dituro, la figura de Bolívar durante todo el encuentro.  En cuanto al desarrollo del partido, el plantel celeste tuvo dos encuentros bastante marcados, en el primero se cerraron en la defensa y esperaron a su rival muy replegados cerca a  su pórtico. 

 Mientras que en la etapa complementaria los dirigidos por Beñat San José adelantaron sus líneas y en los primeros minutos fueron mucho más que el local, con opciones claras para abrir el marcador pero sin la efectividad necesaria. 

Los últimos 15 minutos fueron para el local que volcó a toda su gente al ataque pero encontró a Dituro para evitar en dos ocasiones claras la caída de su arco.  Luego del pitazo final los penales no fueron más que un alargue a un partido que Bolívar lo  perdió moralmente a 30 segundo de tener una meritoria clasificación. Desde los 12 pasos Arce, Ferreira y Riquelme iniciaron bien la tanda, Raldes con la presión de poder ampliar la ventaja, Liga había fallado un disparo antes, lanzó el balón fuera.  Con la serie empatada se fueron a la definición a un tiro. Pedraza falló el séptimo disparo y generó que la Liga  consiga el pase  a octavos de final donde enfrentará a Fluminense.
12
26