La Paz, Bolivia

Jueves 19 de Octubre | 08:51 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
En La Paz se cumple el cuarto día de paro

Gobierno y panaderos discrepan sobre ganancias que deja el pan

Los panaderos aceptan la venta por kilo, pero adelantan que el pan tendría menor gramaje. Advierten con la venta desde el horno.

Gobierno y panaderos discrepan sobre ganancias que deja el pan
María Mena /   La Paz
Los panaderos y el Gobierno discrepan sobre las ganancias que se obtienen por  la elaboración del pan de batalla.
Mientras los panaderos afirman  que de un quintal subsidiado  de harina que se compra a 130 bolivianos  sólo se obtiene entre 19,50  a 30 bolivianos de utilidad; el Ejecutivo asegura que el beneficio es mayor.
  El sector declaró un paro nacional de 48 horas en seis regiones  debido a la eliminación del subsidio  a la harina. Quieren elevar en  10 centavos la unidad.
"Nosotros tenemos un margen de ganancia del pan surtido (marraqueta y sarnitas) con la harina de Emapa (Empresa de Apoyo a la Producción de Alimento) de 19,50 bolivianos a 30 bolivianos por saco de harina”, afirmó el   secretario ejecutivo de la Federación de Panificadores de La Paz, Félix Quenta.
Quenta y el  presidente de la Confederación Nacional de Panificadores Artesanos, Daniel Lamas, explicaron que de  un quintal de harina de 130 bolivianos se elaboran 750 marraquetas, pero se necesita, además,  azúcar y levadura.
Por día, cada horno  funciona  con dos y hasta seis turnos. En cada uno de los horarios  se emplean entre dos y seis quintales de harina. 
 

 Para Quenta, las ganancias son mínimas con las marraquetas y por eso se combina  la producción  con las sarnitas. De un quintal salen 900 unidades.
De cada 700 panes que elaboran, 120 van como vendaje (o gratis) para las tiendas de barrio y del resto se logra  la ganancia.
Según Quenta, un panadero debe invertir al día entre 300 a 320 bolivianos. Esto  incluye  los insumos, los 45 a 50 bolivianos que cobra el "amasador”, los    22,50 bolivianos de   GLP que se consume por quintal, además de agua, luz, transporte y combustible.
La utilidad, según el Gobierno

El 15 de mayo, la ministra de Desarrollo Productivo, Verónica  Ramos, explicó que por cada bolsa de harina de 50 kilos (a 160 bolivianos) se obtienen 850 panes.
 Si el sector incrementa el precio del pan a 50 centavos, obtendrá   una  utilidad   de 85 bolivianos diarios por quintal. Por cuatro quintales de harina elaborados, el margen sube a    340 bolivianos. Esta cifra, multiplicada por los 26 días de trabajo, genera un ingreso mensual de  6.670 bolivianos.
Según una hoja de costos elaborada por los panaderos, en 2013 con un quintal de harina a 130 bolivianos la unidad de pan de batalla debería comercializarse a  53 centavos.
Sin embargo, luego de  negociaciones con el Gobierno el precio se mantuvo en  40 centavos.
 
    El paro nacional
Los panaderos de La Paz cumplen hoy el cuarto día de paro. Ayer persistió la escasez y la demanda de pan en los mercados, panaderías, supermercados y tiendas de Emapa.
Algunas comerciantes y reposterías aprovecharon  para vender pan especial, empanadas, buñuelos, llauchas y otras masas en reemplazo del pan.
  "Todos los días busco pan. Ahora compré pan negro a 50 centavos cada uno y en mi familia se consume 20 al día”, relató María Dolores Medina, vecina de Villa Fátima.
 Las 11 agencias de Emapa en La Paz y El Alto no abastecen la demanda. El producto se agota en una o dos horas. "No alcancé a comprar pan, pero prefiero comprar harina y yo misma hacerlo”, dijo Karen Zúñiga  en la agencia de Emapa en Villa Fátima.
Pan por kilo
 En las filas, los vecinos consultados por Página Siete mostraron interés por la propuesta del Gobierno de que el pan sea comercializado por kilo.
 Quenta afirmó que su sector acepta esta opción; en ese caso el kilo costaría entre siete a 7,50 bolivianos y la unidad, 40 centavos, pero la unidad sería de menos de 70 gramos. Advirtió con ofrecer pan sólo desde los hornos, sin contar con tiendas.
¿ TE GUSTA ESTA NOTICIA ?
Comentarios

También te puede interesar: