La Paz, Bolivia

Domingo 25 de Junio | 21:55 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Cerca de medio millón de casas tienen el energético en 6 regiones

La ciudad de El Alto concentra el 33,9% de viviendas con gas

De acuerdo con el informe de YPFB, desde 2006, en la urbe alteña se hizo la conexión en 163.637 casas. Sigue Cochabamba con el 19,5% y Santa Cruz con 15,9%.

La ciudad de El Alto concentra el 33,9% de viviendas con  gas
Lidia Mamani / La Paz
Del total de instalaciones de gas natural domiciliario  en seis departamentos del país, la ciudad de El Alto concentra el 33,9%. Desde  2006 a junio de este año,   482.688 viviendas ya cuentan con  conexión en todo el país, según los datos de YPFB Corporación.
En 2006, las acometidas en la urbe alteña  sólo llegaban a   347 unidades,  en 2014 alcanzaron a   26.264. Al primer semestre de este año hay un avance de 11.193 instalaciones (ver cuadro).
La  urbe alteña lidera con un conjunto de 163.637 viviendas con gas; le siguen los  departamentos de Cochabamba con 94.419 (19,5%); Santa Cruz, 77.187 (15,9%); La Paz, 63.920 (13,2%), mientras  las regiones de Oruro, Potosí y Chuquisaca agrupan el 17,3%.
Tarija no figura en las cifras de YPFB    porque la Empresa Tarijeña del Gas (Emtagas) es la encargada de hacer el trabajo, mientras que en Pando y  Beni, el Gobierno prevé llegar  con el servicio de gas hasta fin de año,  a través del gas natural licuado (GNL), y con las construcciones de  estaciones  satelitales de regasificación.
  El presidente de la estatal petrolera, Guillermo Achá, dijo que antes de la nacionalización de los hidrocarburos, en 2006, las conexiones eran sólo para personas que tenían mucho dinero.
 "Hoy todos los bolivianos pueden tener gas, prácticamente la instalación es gratuita, que incluye una prueba de la  cocina que se usa para que el servicio funcione correctamente”, afirmó el miércoles en una entrevista con Cadena A.  Las instalaciones  benefician a 2,5 millones de bolivianos, de un total de más  10 millones de habitantes que hay en el país, sobre la base de datos del Censo 2012.
El gerente nacional de Redes de Gas de YPFB, Sergio Borda, informó a este medio que cada familia que se favorece con esta distribución ahorra alrededor de 900 dólares (6.264 bolivianos). "La conexión es gratuita, sólo en la instalación interna se ahorra entre 400 y 500 dólares (3.480 bolivianos), y en total son unos 900  dólares que incluye el tendido de la red primaria, secundaria, hasta la instalación en la vivienda o casa”, mencionó. También explicó  que, actualmente, en una  casa se pueden hacer un máximo de   tres conexiones con medidores propios, el requisito es contar con cocinas independientes. Eso significa que  hasta tres familias llegan a beneficiarse sin costo alguno.
Los distritos que faltan en El Alto
El jefe de Construcción de la Distrital de Redes de Gas  de El Alto, Ciro Figueroa, informó a Página Siete  que en la actualidad, de los 14 distritos que hay en la urbe alteña, los que no cuentan con gas son los número  9 y 13.
"Sólo falta  instalar en el 9 y 13, zonas donde los habitantes, que son una mínima cantidad, no han solicitado el servicio y donde no hay el pedido la estatal no  realiza el trabajo”, explicó  Figueroa.
De acuerdo con los resultados del Censo 2012 realizado por el Instituto Nacional de Estadística (INE),  El Alto tiene un población de 848.452 habitantes. En el Distrito 9  viven 1.720 habitantes y en el 13 hay 2.085 personas.
El Distrito 3 es el que reportó mayor población, con 144.828 habitantes. Comprende las zonas Villa Adela, Cosmos 78, Alto de la Alianza, Villa Calama, Luis Espinal y otros.
Son cuatro los distritos que tienen una población mayor a los 100.000 habitantes, que están en los distritos 3, 4, 5 y 8.

Desde fines de 2014, el Gobierno impulsa el transporte y distribución del sistema virtual de GNL,  que tiene el objetivo de beneficiar con la provisión del carburante a las poblaciones alejadas donde no llegan los  gasoductos.
Los primeros municipios beneficiados con el combustible  son San Julian y San José de Chiquitos, ambos en Santa Cruz,  y Tupiza, en Potosí. Las poblaciones  son parte de la primera fase, que busca favorecer a 27 regiones del país. Para  la segunda fase se planifica llegar a 33 poblaciones con el energético.
 El GNL se obtendrá de la planta ubicada en Río Grande, Santa Cruz, y desde allí el energético será enviado en cisternas hasta las plantas de regasificación que estarán en las 27 localidades.
La pasada semana, Yacimientos  aprobó el  inicio de la construcción de las Estaciones Satelitales de Regasificación  en Coroico, Caranavi y Guanay, municipios de La Paz, zonas lejas  que se beneficiarán desde noviembre   con gas natural a través del proyecto GNL.

 "Parecía imposible que haya red domiciliaria en Coroico, pero no es imposible utilizando la moderna tecnología (...). Ese gas, en Coroico, llegará por tubo hasta las casas”, indicó el vicepresidente Álvaro García Linera.

"Hay asimetrías de conexión entre las ciudades”

Es un buen avance el cambio de la matriz energética, pero como se puede observar en la información de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, existen asimetrías entre las ciudades. Por ejemplo,  en la ciudad de La Paz y El Alto se ha instalado el 47% del total nacional, dejando rezagadas a ciudades como Tarija, que tiene un número mínimo de conexiones  y que no figura ni siquiera en las estadísticas oficiales. Otra de las observaciones es que la ciudad de  Cochabamba, que tenía el mayor número de instalaciones domiciliarias de gas, cayó al sexto lugar.
La ejecución de las instalaciones domiciliarias de gas ha estado, en general, por debajo de la programación anual de YPFB, sin embargo,  es uno de los logros más significativos del Gobierno.
Por otro lado, para llegar a las regiones alejadas del país, además de Pando y Beni, el Gobierno implementó el transporte de gas natural licuado (GNL) en cisternas, pero éste tiene uno de los costos más altos de la cadena y debe efectuarse en carreteras asfaltadas por los riesgos que implica este combustible.
Por estas razones no se justifica el proyecto de YPFB de pretender transportar GNL desde Río Grande, donde está ubicada la planta de licuefacción,  a Cobija, Villazón, Uyuni  o Caranavi a través de carreteras de tierra, en mal estado o intransitables en época de lluvias.






¿ TE GUSTA ESTA NOTICIA ?
Comentarios

También te puede interesar: