La Paz, Bolivia

Martes 17 de Octubre | 23:34 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Mi Teleférico reportó un déficit de 22 millones de bolivianos en 2015

De acuerdo con un análisis realizado por Linares y Osorio, en el periodo 2014-2015 los ingresos por operación representaron sólo el 6% del total de los recursos ejecutados por la estatal.

Mi Teleférico reportó  un déficit de    22 millones de bolivianos en 2015
Manuel Filomeno  / La Paz

El año pasado, la relación entre ingresos de operación y gastos corrientes de la  Empresa Estatal de Transporte por Cable Mi Teleférico arrojó un déficit operativo de 22,5 millones de bolivianos, de acuerdo con un análisis del Presupuesto General de Estado (PGE) de los años 2014 y 2015, realizado por los expertos Julio Linares y Jimmy Osorio.
 
 "En 2015, Mi Teleférico ya funcionaba  con las tres líneas (Roja, Amarilla y Verde), aún así generó un déficit operativo de  22 millones de bolivianos”, indica el informe de los economistas. Para esta nota, Página Siete solicitó una entrevista con ejecutivos de Mi Teleférico, pero no obtuvo respuesta.
 
El año pasado, los ingresos de operación de la estatal llegaron a 69,5 millones de bolivianos, mientras que sus costos corrientes superaron los 92 millones de bolivianos. Estos datos  dan como resultado la diferencia de 22,5 millones. 
 
"Para cubrir el déficit en el gasto corriente se utilizaron recursos de los pasivos (transferencias) realizados por el Gobierno central”, señala el análisis.
 
Respecto a la gestión 2014, el año en que entró en operación Mi Teleférico, los ingresos por concepto de la operación de la empresa fueron mayores que los gastos corrientes en 9,3 millones de bolivianos.   "Esto quiere decir que en los dos primeros años de la estatal, la relación arroja una diferencia negativa  total  de 13,6 millones de bolivianos”, se lee en el documento.
 
En relación con el total del gasto (pago de sueldos, salarios y servicios más el pago de impuestos, obras civiles, mantenimiento y obras) que asciende a 1.230,2 millones,  la diferencia con ingresos de operación en 2015 es aún mayor, al llegar  a 1.160 millones de bolivianos.
 
"Los ingresos de operación, es decir los recursos provenientes de la prestación del servicio de transporte, sólo representan el 6,2% del total del gasto. Es decir que, incluso sin cubrir los gastos corrientes, Mi Teleférico necesitará aproximadamente 30 años para pagar la deuda asumida”, advierten los expertos.
 
Actualmente, la Empresa Estatal de Transporte por Cable Mi Teleférico cuenta con tres líneas y 10 estaciones en El Alto y La Paz. Hasta julio pasado, la estatal había transportado a 50 millones de pasajeros en sus tres ramales.
 
Incremento en los sueldos
Entre 2014 y 2015, el gasto por concepto de sueldos y salarios se incrementó en 140%, al pasar  de 13,2 millones a 31,7 millones de bolivianos. La partida de servicios personales creció en 140% en 2015 en relación con 2014, precisa el análisis.
 
Esta partida además representó el 36% del total del gasto corriente en los dos años de operación  de la empresa.  El 64% restante, por otro lado, también registró un crecimiento considerable, al elevarse de 18 millones en 2014  a 60 millones el año pasado. 
 
Desde mayo de 2014, cuando se inauguró la línea Roja -la primera del sistema-, hasta el 31 de diciembre de 2015 el gasto corriente llegó a 124 millones de bolivianos.
 
Durante el primer año de operación de la estatal, los gastos corrientes llegaron a 31,5 millones. En 2015 entraron en funcionamiento las líneas Amarilla y Verde, lo que generó que estos costos de la estatal se tripliquen.
 
Ingresos y préstamos
Según el análisis  de Linares y  Osorio,  tan sólo el 6% de los ingresos ejecutados desde la creación de la empresa corresponden a ingresos de operación, mientras que el resto de los recursos se originaron  en transferencias de Tesoro General de la Nación (TGN). Entre 2014 y 2015 se ejecutaron 1.841 millones de bolivianos.
 
"Los ingresos que sostienen a  Mi Teleférico son los Pasivos y Aportes de Capital, que son transferencias del TGN, cuya procedencia son préstamos públicos. Los ingresos de operación y otros son marginales a las transferencias del TGN que se carga a su deuda”, se lee en el informe.
 
Los ingresos de operación  en los dos primeros años de funcionamiento de Mi Teleférico llegaron a los 110 millones de bolivianos aproximadamente, mientras que los pasivos y aportes de capital alcanzaron   1.730 millones en el mismo periodo, es decir cerca de 15 veces más.
 
 El saldo de los ingresos ejecutados en dos años, que suman  750.000  bolivianos, se encuentran en el informe bajo la partida de otros ingresos, la cual   no llega a representar ni el 1% del monto ejecutado en los años observados.
 
No se recibe subvenciones 
De acuerdo con información disponible en la página web de Mi Teleférico, la empresa estatal no recibe subvenciones de ninguna naturaleza de parte del Gobierno. "Recaudamos de 2014 a 2016 más de 150 millones de bolivianos y el 86% es relacionado al servicio del transporte; el restante 14% son aquellos negocios relacionados a alquileres, publicidad, parqueos, servicio sanitario y otros”, subraya.
 
Al respecto, el gerente general de Mi Teleférico, César Dockweiler,  en una entrevista a principios de año, explicó que la estatal no recibía subvención alguna, además de remarcar que la empresa es autosostenible. 

"Cuando uno hace un balance, hace dos tipos de evaluaciones: una financiera netamente y otra social. Desde el punto de vista financiero, tenemos que destacar que es un sistema sostenible; es decir, que  todo lo que nosotros recaudamos nos permite cubrir nuestros costos administrativos, operativos y de mantenimiento. No necesitamos dinero para subvencionar al teleférico.  El Estado no le ha puesto un peso más al teleférico,  más bien hemos aportado al bono Juancito Pinto con cuatro millones de bolivianos en 2015”, argumentó.
 
Actualmente, la compañía  desarrolla  su segunda fase, que incluirá ocho nuevas líneas. Entre las dos fases, la infraestructura entregada por Mi Teleférico en la ciudad de La Paz llegará a los 47.201 metros cuadrados, mientras que en la ciudad de El Alto, a los 35.298 metros cuadrados, además de 63.800 metros cuadrados de áreas verdes.

La empresa  opera desde mayo de 2014
 
La Empresa Estatal de Transporte por Cable Mi Teleférico opera desde mayo de 2014, cuando se inauguró la línea Roja, que parte desde la antigua Estación Central de Trenes hasta la Ceja de El Alto, pasando por el Cementerio.
 
Posteriormente iniciaron operaciones las líneas Amarilla y Verde, la primera el 15 de septiembre de 2014 y la segunda en los primeros días de diciembre del mismo año.
 
El trazado de la línea Amarilla parte desde Ciudad Satélite pasando por Cotahuma, Sopocachi, hasta la Curva de Holguín en Obrajes, donde se conecta con la línea Verde.
 
Desde la estación Chuqi Apu, en Obrajes, la línea Verde llega hasta Irpavi, pasando por Alto Obrajes y la Calle 17 de la misma zona.
 
A mediados de 2015, la empresa estatal anunció la implementación  de la segunda fase de la red de transporte por cable, ésta  comprende la construcción de ocho líneas nuevas  en La Paz y El Alto.
 
Las líneas Azul y Morada, que partirán de El Alto, llegarán a la Estación de la Ceja de El Alto, en el caso de la Azul, y al Edificio Palacio de Telecomunicaciones, en el caso de la línea Morada.
 
Por otra parte, las líneas Naranja, Blanca, Celeste, Café, Dorada y Plateada se conectarán con las líneas actuales y entre sí, para llevar pasajeros del centro de la ciudad a las villas y la zona Sur.

Alcaldía de Sucre busca implementar transporte por cable

 

El Gobierno Autónomo Municipal de Sucre y la Empresa Estatal de Transporte por Cable Mi Teleférico firmaron el pasado  jueves  un convenio de alianza estratégica para llevar adelante el plan de ejecución del proyecto denominado "Construcción e Implementación del Sistema de Transporte por Cable (Teleférico) en la ciudad de Sucre”.
 
"El convenio compromete a ambas partes a trabajar para que realicemos estudios y trabajos orientados a definir un plan que permita la adecuada implementación de estos sistemas de transporte”, afirmó César Dockweiler, gerente ejecutivo de Mi Teleférico, quien viajó a la capital para esta importante firma junto al alcalde de Sucre, Iván Arciénega.
 
El convenio suscrito tiene por objeto la cooperación, coordinación y ejecución de acciones para la gestión del plan de ejecución del proyecto del sistema de transporte por cable en esa urbe. 
 
Este plan consiste en la ejecución de tres aristas importantes, como son los estudios preliminares del proyecto, estudio técnico de condiciones previas y gestión de recursos económicos para el financiamiento de lo que sería el segundo sistema de transporte por cable urbano de Bolivia.
 
Mediante este convenio, ambas instituciones comprometen apoyo y atención prioritaria a los requerimientos técnicos y jurídicos que demande la ejecución del proyecto, además de la coordinación constante de acciones necesarias e intercambio de información para el cumplimiento del documento suscrito.
 
Entre los compromisos específicos de la Alcaldía es que proporcionará a Mi Teleférico información técnica y jurídica para que se pueda desarrollar el plan mencionado, además de gestionar y proporcionar estudios de transporte realizados en la ciudad.
 
Mi Teleférico se compromete a elaborar los documentos del proyecto. Además, proporcionará toda la información técnica necesaria. Dichos estudios determinarán las mejores alternativas para la construcción y operación del sistema  en la ciudad de Sucre.

 

28
273

También te puede interesar: