La Paz, Bolivia

Miércoles 28 de Junio | 20:11 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Advierten que terrenos al pie de la Muela del Diablo son de riesgo

El subalcalde de Mallasa denunció que se realizan movimientos de tierra en el lugar sin autorización. La Muela del Diablo pertenece al macrodistrito Mallasa de La Paz.

Advierten que terrenos al pie de la Muela del Diablo son de riesgo

Freddy Barragán / Página Siete. Comunarios y empresas ofrecen terrenos a los pies del atractivo turístico.

 Ivone Juárez  /  La Paz

El subalcalde de Mallasa, Fernando Campero, advirtió ayer que los terrenos que se ofrecen a los pies de la Muela del Diablo son de alto riesgo por su composición topográfica y su  condición de talud, donde no se pueden realizar construcciones. Denunció que desde hace tiempo se realizan movimientos de tierra  en el lugar sin  autorización.  Página Siete publicó el domingo que empresas y comunarios ofrecen terrenos en el lugar hasta en 50 dólares el metro cuadrado. 

 "Son terrenos que no cumplen las condiciones para ser urbanizados. En muchos casos son áreas de riesgo donde no se puede construir.  Estamos sujetos, todo el tiempo, a la actividad inescrupulosa de empresas y personas que se prestaron a hacer movimientos de tierras sin ningún tipo de autorización o muchas veces con el pretexto de que se tiene el permiso de la subalcaldía de Mecapaca, que nada tiene que ver en esos terrenos”, dijo la autoridad municipal.
 
La Muela del Diablo es uno de los íconos y  atractivos naturales  de la ciudad de La Paz que se encuentra en el macrodistrito Mallasa, que está compuesto por Mallasa, Mallasilla, la Muela del Diablo, Amor de Dios  y Jupapina. Sin embargo, en  el ingreso a este espacio turístico por el barrio de El Pedregal, zona Sur,  se encuentra un portón donde se lee "Subalcaldía de  Mecapaca”, donde Página Siete evidenció que se cobra un   peaje  de cinco bolivianos. 

"Es un portón irregular porque la Muela del Diablo pertenece al municipio de La Paz, pero Mecapaca se atribuye su propiedad”, aclaró  Campero.

"Nosotros, como subalcaldía de Mallasa proveemos el desayuno escolar, del  mobiliario y demás servicios a la escuela que está en el lugar  (Charaque). Destinamos un POA vecinal de  35.000 bolivianos al año y Mecapaca se atribuye su propiedad”, añadió. 

Página Siete intentó comunicarse con el subalcalde de Mecapaca pero no obtuvo resultados.


 Propiedad privada

  El subalcalde de Mallasa, Fernando Campero,  aclaró que los terrenos que se encuentran a los pies de la Muela del Diablo son propiedad privada, que se atribuyen los pobladores de Charaque y que sólo la formación rocosa en forma de pieza dental es un monumento y parque natural, cuya categoría fue otorgada por una ordenanza municipal del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz.

"Sólo la Muela del Diablo es área protegida municipal, fue declarada monumento y parque natural  a través de una ordenanza municipal, todo lo demás es propiedad privada que se atribuye Charaque, pero no reúne las condiciones  para ser urbanizada, es una zona de riesgo”, insistió la autoridad.

Campero llamó a la población a no dejarse sorprender con este tipo de ofertas que puede poner en riesgo incluso  la vida de las personas.

"Pedimos a la comunidad que antes de comprar un terreno, por muy barato que sea, piense que necesita una casa en un lugar seguro, en un lugar autorizado”, dijo.  

 Recordó que en La Paz existen muchos terrenos de riesgo y puso como ejemplo lo ocurrido hace semanas en la zona de Auquisamaña, donde se produjo un deslizamiento de tierra que destruyó cinco vivienda, de las que felizmente pudieron salir todos sus habitantes antes del desastre.  

"Ya hemos visto en los últimos meses que en este tipo de terrenos  no es solamente es el movimiento de tierras que provoca deslizamientos,  sino  la misma naturaleza que  toma su curso. Hemos tenido deslizamientos porque la naturaleza, tanto el sol, viento como el agua han hecho que se desmoronen peñones enteros, como el caso de Auquisamaña”, señaló Campero.
 
El subalcalde de Mallasa recordó que el gobierno municipal de La Paz, a través de la Secretaría Integral de Riesgos, cuenta con un mapa de La Paz donde se identifica cuáles son las "zonas rojas, de riesgo y de alto riesgo”. 

"Y, por supuesto, la Muela del Diablo es una zona de riesgo por sus condiciones de talud y donde no se puede construir”, insistió.  
6
2

También te puede interesar: