La Paz, Bolivia

Sábado 22 de Julio | 18:39 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Crecimiento de mercado interno no benefició a sector productivo

Nostas asegura que al aumento de salarios y ampliación del mercado interno, no ayudó a que las empresas vendan más, hay contrabando e informalidad.

Crecimiento de mercado interno no benefició a sector productivo
Marco Belmonte/ La Paz
 
El presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Ronald Nostas, acaba de ser reelegido como cabeza  de la entidad por dos años más. En esta entrevista con Página Siete  habló sobre  los desafíos y los problemas que debe encarar  el sector. 
 
 ¿Cuáles son los desafíos de este nueva gestión al frente de la CEPB?
 
 Estos dos años hemos abierto con el Gobierno  seis mesas transversales, cinco mesas sectoriales, como telecomunicaciones, construcción, oleaginosas, aceite y farmacéutica, y  se ha avanzado mucho. El desafío es lograr que ese diálogo y el diagnóstico realizado llegue a buen termino. Se tiene que dinamizar de manera urgente  el tema de la inversión  extranjera y nacional, y debemos tomar medidas. No se ha diversificado la IED y eso es necesario para que  la inversión llegue a  otros sectores, no sólo  a hidrocarburos y minería.
 
¿Qué dificultades hay para que no llegue mayor Inversión Extranjera Directa (IED) al país. Se han organizado foros en el exterior, pero los niveles son bajos...?
 
Nos preocupa ese tema, hemos visto que en materia de   IED no se avanzó, sino se decreció porque el entorno económico mundial no ha sido bueno, bajaron los precios de las  materias primas y eso hizo que en los sectores tradicionales donde se concentraba la IED    baje el ritmo de inversión. Ese tema  externo escapa de nuestras manos, pero la realidad es que en Bolivia no hubo nueva IED, pese a los esfuerzos encarados.  Hay temas que se deben resolver, como país  debemos ser agresivos en lo que ofrecemos, eso pasa por determinar una normativa que genere incentivos específicos  en la Ley de Inversiones. Cosa que los posibles interesados tengan un panorama claro y  vean si Bolivia ofrece condiciones, más aún cuando otros países tienen una estrategia audaz para atraer inversión. 
 
Hay temas que preocupan a los inversionistas, como la normativa laboral que es muy compleja, se tiene una presión que sale de rol fiscalizador y regulador en instituciones como Impuestos Nacionales y la Autoridad de Empresas. Está en discusión los excesos que se cometen y la mala interpretación de las normas. Hay multas irracionales al sector azucarero, hacia la CBN y un par de sectores más,  que no tienen una justificación real. Estas son empresas que tienen inversionistas extranjeros que miran lo que ocurre en el país.
 
   ¿Se pudo crecer más con un mayor nivel de IED y de  inversión local?
 
Si, la inversión  nacional creció al igual que  el mercado interno, no como se hubiese querido, porque hay elementos que frenan, como el contrabando, que tiene una influencia negativa de 1,5% en el crecimiento. Es decir el país deja de crecer en ese porcentaje por este problema. 
 
 ¿Las empresas se sienten agobiadas por la presión que ejercen Impuestos Nacionales y la Autoridad de Empresas?
 
Hay un principio que es claro, los empresarios debemos pagar impuestos y cumplir obligaciones sociales, no se pone en duda eso. Pero los excesos generan cambios de regla, inestabilidad, desconfianza y lo más peligroso, fomenta la informalidad. Aquel formal que se siente agobiado por Impuestos, no va a dejar su negocio, simplemente  pasa a informalidad y lleva a sus empleados y esa fuente de empleo pasa a informalidad y deja de recibir beneficios. Hay que cuidar que estas instituciones cumplan su rol a cabalidad, queremos equilibrio, que se respeten derechos,  que se cumpla la norma a  cabalidad. Deben seguir ejerciendo sus  obligaciones, pero sin que se cometan excesos. Hay multas excesivas, una sobrerregulación  y eso genera informalidad,
 
Para ser formales ¿los empresarios deben cumplir muchos  trámites en Bolivia?
 
Por supuesto, Bolivia tiene uno de los niveles más altos de burocracia en el mundo. Se tarda 45 días en abrir una empresa, ni qué decir trámites para cumplir obligaciones tributarias y las horas/hombre que se debe destinar, eso implica costos. Se  fomenta la  informalidad, porque a un empresario que quiere abrir su empresa se le pone más trabas.
 
 En su momento se denunció que    la Autoridad de Empresas  aplicaba normas en forma retroactiva ¿continúan esos problemas y la presión de esa oficina?
 
Lamentablemente sí, hemos vuelto a tener denuncias de las empresas, no puede ser que la Autoridad de Empresas siga así, nos sentimos perseguidos, se aplican  multas millonarias que no responden a ninguna lógica. Si alguna empresa cometió un error, está bien  que sea multada,  pero no se puede cometer excesos. Tenemos 10 empresas entre los  grandes casos, pero también  hay pequeños casos con multas de  6.000 bolivianos y que no podrán pagar. Pedimos un trato  justo.
 
El salario crece cada año ¿de qué manera afectan estos incrementos  a las empresas?
 
El problema es que sube el salario,  pero baja la productividad de la gente y eso afecta a la empresa. No estamos de acuerdo con la eliminación del preaviso. La estabilidad laboral no puede ser impuesta, debe ser consecuencia de la  estabilidad del  mercado y  las empresas.  La generación de empleo debe ser producto de crecimiento de la empresa, del mercado interno. Los empresarios deben ser tomados en cuenta en la discusión salarial   porque así lo establece la Organización Internacional del Trabajo (OIT)
 
La otra mirada es que crecieron los   salarios, pero eso mejora el  poder adquisitivo de los  trabajadores  y, por lo tanto, de esa manera  pueden comprar los  productos que la empresas nacionales producen.
 
Esa lógica es correcta, el problema es que eso ha derivado en un incremento del contrabando y ahora estamos inundados de todo. La empresa legalmente establecida no se está beneficiando. El crecimiento del mercado interno no ha beneficiado en forma absoluta al sector productivo, en absoluto. Ahora estamos inundados de todo. Hasta leche nos meten al país del exterior, esa es la realidad. Entonces, a dónde va esa mejora en el incremento salarial, no ha generado el efecto multiplicador de ese principio que maneja el Gobierno. 
 
La realidad en el mercado interno es que solo se ha fomentado la ilegalidad e informalidad y el contrabando. Lo que debería ser círculo  virtuoso se vuelve un círculo negativo. Lo lógico sería que ese crecimiento de demanda interna apalanque al sector formal para que genere empleo, producción y mayor competitividad y productividad para que salga del país y no solo fomente el mercado interno. 
 
Según la visión de los empresarios, ahora  hay desaceleración en la región, en ese sentido  ¿cómo está el país económicamente?
 
Nosotros creemos que en términos generales que  Bolivia no está en crisis. Ha tenido crecimiento sostenido en los últimos años, con variaciones entendibles, el año pasado afectó la crisis internacional y los problemas climatológicos en el agro. Como empresarios queremos que el país siga creciendo pero más del 4,7% que proyecta el Gobierno. Pero la única forma de que se logre eso es trabajando juntos, la inversión pública por si  sola no va a poder sostener ese crecimiento, necesita que la inversión  privada apalanque ese trabajo en el sector público. 
 
Nosotros necesitamos que el Gobierno cumpla su parte y eso pasa por tomar medidas, generar condiciones adecuadas para que esa inversión apalanque  inversión pública y de esa manera se logre un mayor crecimiento. Quisiéramos que el país crezca mucho más, pero necesitamos condiciones, que las visiones se complementen.
 
HOJA DE VIDA
  • R. Nostas  Es licenciado en Administración de Empresas y Negocios.
  • Profesión Esta vinculado al sector  farmacéutico. Gerenta Laboratorio IFA, especializada en la elaboración de medicamentos de uso humano y veterinario.
  • Cargo   Presidente de CEPB.
6
3

También te puede interesar: