La Paz, Bolivia

Jueves 17 de Agosto | 15:15 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

La castaña en su mala hora, la producción cayó en 70%

Esta reducción ha obligado a los zafreros (recolectores ) a adentrarse más en los bosques para poder compensar la mala cosecha, explicó el biólogo Vincent Vos.

La castaña en su mala hora, la producción cayó en 70%
Manuel Filomeno /  La Paz

La falta de lluvias, la deforestación, la degradación de los bosques y el cambio climático afectan a la zafra de la  castaña en el norte de La Paz, Beni y Pando, donde la producción de este fruto ha caído hasta en un 70%.

 "Es normal que algunas áreas produzcan menos y otras más, dependiendo del año, pero esta vez se ha dado una disminución generalizada en toda el área amazónica en un 70%”, explica Vincent Vos, biólogo y investigador del Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (CIPCA) del Norte Amazónico.

De acuerdo con el presidente de la Cámara de Exportadores del Norte (Cadexnor), Agustín Vargas, en 2016 la producción de castaña fue de 28.000 toneladas aproximadamente, sin embargo, en lo que va del periodo de zafra  ésta se ha reducido hasta en un 70% en algunas zonas.

 "Aún estamos recopilando los datos, pero este año hemos tenido una zafra corta y menos productiva que en anteriores gestiones”, sostuvo.

Esta reducción en la producción de castaña (o nuez de Brasil) ha obligado a los zafreros (recolectores) a adentrarse más en los bosques para poder compensar la cosecha, explica Vos.

"Hasta el momento esta reducción de producción de cierta manera ha podido ser compensada con una ampliación del área de aprovechamiento. Los recolectores simplemente ingresan más profundo al bosque para poder alcanzar los mismos volúmenes de castaña. Es un proceso que no solamente se da a nivel de las comunidades y barracas, sino también a nivel regional en general”, relata.

Causas y efectos

De acuerdo con Vos, la principal causa de la reducción de la producción de la castaña es el cambio climático, que el año pasado se manifestó con menos lluvias en la Amazonia, afectando directamente a los árboles de castaña.

"El factor principal, que se ha visto exacerbado este año, ha sido el clima y principalmente la falta de agua , que produjo un alto índice de aborto de frutos pequeños y durante el año, lo que produjo un menor porcentaje de frutos maduros durante la época de la zafra”.

 Por otra parte, Vos también cita a la deforestación, la tala ilegal de árboles de castaña y la degradación del bosque como factores que incidieron en una menor producción.

Por otra parte, Vargas señala que los efectos de esta caída en la producción tiene un componente económico y  social. "Por el lado económico, una menor producción afectará a la región, ya que la castaña representa el 75% de nuestros ingresos por exportación. Este componente puede ser compensado por un mejor precio en el mercado, dada la menor oferta”, subraya.

Respecto al componente social, el presidente de Cadexnor indica que el tema es más delicado, ya que una menor cosecha repercute negativamente en las familias de zafreros y fabriles que trabajan pelando la castaña, ya que sus periodos de trabajo se verán reducidos este año ante un menor volumen de producción.
 
La castaña  en la economía de la Amazonia

  • Impacto De acuerdo con Cadexnor, la castaña que se produce en la Amazonia boliviana (Pando, Beni y el norte de La Paz) mueve el 75% de la economía de la región y beneficia a más de 15.000 familias de indígenas y campesinos de manera directa, las  que trabajan como recolectores del fruto, fabriles que pelan las castañas y  barraqueros, quienes las transportan.
  • Promoción En noviembre del año pasado, con el objetivo de fortalecer el consumo interno de la castaña y promover su protección, el Servicio de Desarrollo de las Empresas Públicas Productivas (SEDEM) y la Cámara de Exportadores del Norte Cadexnor lanzaron el Año Nacional de la Castaña (2016-2017) en la población beniana de Riberalta.

Es el tercer producto de las exportaciones no tradicionales 

 

 Las exportaciones de castaña pelada se han incrementado levemente en los últimos años, hasta llegar a ser el tercer producto en importancia entre las exportaciones no tradicionales del país en 2016,  de acuerdo con  datos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

El año pasado, Bolivia exportó 25.520 toneladas de castaña sin cáscara a los mercados de Reino Unido, Alemania, EEUU, Países Bajos y Australia, entre otros, por un valor de 180,2 millones de dólares en 2016.

Mientras que en 2015  el volumen exportado ascendió a 24.812 toneladas y 190,8 millones de dólares en valor.

Es decir que las ventas  de castaña el año pasado representaron un incremento del 3% en volumen y una reducción del 5% en valor con respecto de 2015.

 A decir del biólogo Vincent Vos, este ligero aumento en el volumen exportado de castaña puede ser explicado por la ampliación del área de aprovechamiento del fruto.

"La muestra más preocupante de esta necesidad de ampliación del área de aprovechamiento se observa en el hecho de que a pesar de los enormes cambios que se han dado en los últimos años en términos de la accesibilidad en la Amazonia gracias a la apertura y mejora de la red caminera, los volúmenes de castaña exportados solo han presentado un incremento muy leve”, precisa.

Esto significa que hoy se necesita una superficie mucho más grande para garantizar los mismos volúmenes de castaña.

 Sin embargo, con la caída de la producción de este año, los volúmenes exportados se verán afectados.

"Anualmente se exportan cerca de 20.000 toneladas de castaña, probablemente este año esa cifra se vea reducida hasta en un 50%, debido a la reducción de  hasta el 70% de la producción”., apunta Vos.

El presidente de la Cámara de Exportadores del Norte Amazónico (Cadexnor), Agustín Vargas, destaca que  el 99,9% de la producción se   destinada a la exportación.

5
4

También te puede interesar: