La Paz, Bolivia

Sábado 22 de Julio | 18:44 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Vera Rubin, se apagó la estrella que descubrió la materia oscura

La astrónoma estadounidense descubrió la existencia de una fuerza gravitacional invisible en el universo. En el camino luchó contra el sexismo en la ciencia.

Vera Rubin, se apagó la estrella que descubrió la materia oscura

Foto: AFP. Fondo: NASA. La astrónoma descubrió que las orillas de las galaxias espirales se mueven más rápido de lo que se pensaba.

Alejandra Pau   / La Paz

 Algo tienen en común  las reseñas sobre la biografía de la astrónoma estadounidense Vera Rubin. Sus estudios sobre los cuerpos celestes rompían paradigmas, no eran bien recibidos, eran poco convencionales, tuvo que esperar décadas a que sean aceptados. El 25 de diciembre, la mujer que descubrió la materia oscura del universo y cómo concebimos el cosmos  dejó de existir a los 88 años.

Desarrolló su investigación más importante  en la década de 1970.  Descubrió que las galaxias espirales se movían por una fuente de gravedad invisible, una materia oscura.   

"Yo observé que las galaxias giraban de una manera totalmente inesperada según las leyes de Newton y Kepler”, explicaba Rubin al periódico español El País, durante una entrevista en 2009. 

La materia oscura es un tipo no identificado de, valga la redundancia, materia que comprende aproximadamente el 27% de la masa y la energía en el universo observable, aunque no se ve. La materia ordinaria del universo representa sólo un 5%, y el ser humano puede ver por un telescopio el 10% de ese porcentaje. 

El restante 68% corresponde a la energía oscura , responsable de la expansión del cosmos, según  la investigación que Rubin hizo con el astrónomo Kent Ford.   

Ello mostró que aún hay muchos misterios sin descubrir en el universo. El aporte de la astrónoma sirve para  el estudio del cosmos en el presente y futuro. 

El 2016 ha sido un año fatídico para el arte y la cultura pop a nivel mundial, muchos artistas han fallecido dejando a seguidores afectados alrededor del planeta.  Un día antes que Rubin, falleció la actriz Carrie Fisher, reconocida por su personaje de la princesa Leia en la saga Star Wars. 

Esta  monarca  luchaba por lo que creía en sus propios términos, algo que Rubin hizo durante toda su carrera profesional.

Ser mujer en la ciencia

Nacida en Filadelfia en 1928, se interesó desde muy joven en los planetas y las estrellas, su padre le ayudó a construir su primer telescopio, así inició un viaje por las estrellas que se prolongó durante toda su vida y que le llevaría a luchar contra la desigualdad de género en el ámbito científico.  

Fue la única mujer que obtuvo su licenciatura de Astronomía en la Universidad de Vassar, trató de ingresar a la Universidad de Princeton, pero  la rechazaron porque la institución no  aceptaba mujeres en su programa de  Astronomía, algo que recién cambió en 1975, según el artículo Vera Rubin 1928-2016 escrito Lawrence M. Krauss para la revista Scientific American.

Ingresó a la Universidad de Cornell en donde estudió Física. En la década de 1950 tuvo a sus cuatro hijos, todos ellos se convirtieron en científicos, obtuvo su doctorado en Física en la Universidad de Georgetown y trabajó en diferentes instituciones de investigación. 

En 1963 empezó a trabajar con el astrónomo  Kent Ford en la Carnegie Institution of Washington. Su par  había desarrollado un espectrógrafo con el que se podía medir la velocidad de las estrellas en las galaxias espirales en función de su distancia al centro, según el artículo de Mujeres en la Aviación y la Historia del Espacio del Museo Nacional del Aire y el Espacio de Estados Unidos.

En tanto, en  1965  fue la primera mujer en utilizar los instrumentos en el Observatorio Palomar,  antes de ello éste tampoco era un lugar abierto a las mujeres.   

La astrónoma centró sus esfuerzos inicialmente  en Andrómeda. En 1974 descubrió que las orillas de las galaxias espirales se mueven más rápido de lo que se pensaba. Lo que demostró que existe una fuerza gravitacional invisible: la materia oscura.

En 1975, Rubin y Ford expusieron ante la Sociedad Astronómica Estadounidense su investigación sobre la materia oscura. Se estimó que aproximadamente el 90% de la materia del Universo es esta materia oscura, no visible pero detectable por el efecto gravitacional que produce, según detalla el artículo escrito por la doctora en Astrofísica e investigadora en el departamento de Física Teórica y del Cosmos de la Universidad de Granada, España,  Isabel Pérez Martín. 

 La existencia de materia oscura explica las curvas de rotación galácticas, el movimiento de rotación de las galaxias dentro de los cúmulos de galaxias, patrones de lentes gravitaciones, entre otros. 

 El Nobel que no llegó

Por su aporte a la astronomía, Rubin recibió amplio reconocimiento y títulos como Honoris Causa en las universidades más prestigiosas del mundo, entre otros  galardones. 

Sin embargo, y a pesar de ser una gran candidata y favorita para recibir el Premio Nobel de Física murió sin recibirlo. Sólo dos mujeres han recibido este reconocimiento: Marie Curie y Maria Goeppert Mayer.  

 "Todos necesitamos permiso para hacer ciencia, pero por razones que están muy arraigadas a la historia, estos permisos son dados más frecuentemente a los hombres que a las mujeres” dijo  la mujer que cambió la forma de entender el universo, en 1997.

 

 
 
 

10
1

También te puede interesar: