La Paz, Bolivia

Jueves 19 de Octubre | 06:48 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Dos jóvenes bolivianos dirigen la cocina de Gustu

Marsia Taha y Mauricio López comandan la cocina de Gustu. Están listos para dirigir uno de los mejores restaurantes de la región en 2016, según el Latin America’s 50 Best Restaurants.

Dos jóvenes bolivianos dirigen la cocina de Gustu

FOTOS: Freddy Barragán / Página Siete. Marsia Taha y Mauricio López son los jefes de cocina de Gustu.

Alejandra Pau / La Paz 

 El 24 de marzo y durante una visita a Bolivia, el empresario gastronómico Claus Meyer presentó oficialmente a los nuevos jefes de cocina del restaurante Gustu, los bolivianos Mauricio López y Marsia Taha.

     Ambos jóvenes profesionales   iniciaron hace alrededor de un año  el periodo de transición oficial para hacerse cargo de la cocina de Gustu que era dirigida por la Mejor Chef mujer de América Latina de 2016, Kamilla Seidler, que continuará vinculada a Gustu como miembro de su directorio, como apoyo y guía. 

 "Estamos preparados para este desafío. Desde hace unos dos años nos empezaron a dar mayor libertad para el servicio de cocina, crear platos y manejo de personal. A mediados del año pasado estuvimos asumiendo casi el  100% de lo que es el servicio y lo que demanda manejar una cocina en general”, manifiesta Taha.

Ambos  jefes de cocina tienen el propósito de continuar con el sabor y la calidad que Gustu ha desarrollado durante años. Sin embargo,  es probable que los sabores tradicionales tan característicos de Bolivia estén más presentes al momento de degustar sus platos y  así recordar   los "almuerzos preparados por las abuelas”.

Otro de sus objetivos es seguir  revalorizando el patrimonio alimentario de Bolivia y explorar  más regiones del país para difundir la potencialidad  productiva boliviana.   

 Al momento de presentarlos,  Meyer señaló que es un paso importante para  consolidar el destino de  Gustu como un restaurante boliviano creado para empoderar a una nueva generación de personas dedicadas a la gastronomía en el país, cuyo potencial es ilimitado.  
 
 "Mauricio y Marsia forman parte de un grupo creciente de jóvenes que creen en su país y se enorgullecen de Bolivia, y Gustu está muy orgulloso de tenerlos en la familia”, expresó Meyer,  el día de la designación oficial.

 Vocación 

 Si bien ambos cocinaron durante la niñez en sus hogares, la decisión de optar por la gastronomía como profesión fue algo que meditaron bastante, pero su vocación pudo más y   hoy ven los resultados. 

   La organización y metodología en la cocina son los   valores que siempre se destacan en López, según Taha. 

 Por su parte, López expresa que  entre  las cualidades  de Taha están ser asertiva y tener una comunicación fluida  con el equipo de trabajo.    

Aprender y trabajar en restaurantes fuera del país fue vital para los jefes de cocina de Gustu.
 
Para ellos, sólo así se asume que el camino de la  disciplina es uno de los pilares de su profesión; pero además de que   los  conocimientos que se adquieren fuera del territorio nacional ayudan a   tomar conciencia de las posibilidades ilimitadas  que tiene la gastronomía boliviana. 

        "La gente espera que cada vez que venga al restaurante sea mejor que la anterior oportunidad en que nos visitaron. Se trata de mantener y elevar la calidad mientras  seguimos investigando y creando platos. No queremos estancarnos”, explica López.

  La unión con otros restaurantes es un imperativo para estos jóvenes chefs que consideran que la imagen gastronómica de Bolivia, que se ha proyectado en los últimos años a nivel internacional, se fortalezca y establezca de tal forma que sea un sello imbatible del país.

 Al trabajar en equipo, para los nuevos jefes es muy importante tener una comunicación fluida con el personal para que el trabajo funcione como las manillas de un reloj.

  Sobre la imagen de Gustu, consideran que  los bolivianos sienten al restaurante mucho más cercano que en los primeros años que se ha trascendido  de la curiosidad a un interés genuino de disfrutar de  la comida y la creatividad que está incluida en sus propuestas gastronómicas. 

      "Estamos llenos casi todas las noches, los servicios a la hora del almuerzo son más intensos y es un  ritmo fuerte”, confiesa López. 

  Con el ritmo del trabajo, ambos tienen muy presente que el descanso y la práctica de uno o más deportes es fundamental. En tanto, su premisa  es mejorarse a sí mismos con cada creación y propuesta. 
 
    
Marsia Taha, 
 jefa de cocina

Marsia Taha, jefa de cocina del restaurante Gustu  es boliviana. Estudió cocina en Bolivia y en el Centro de Estudios Hoteleros de Canarias en España, luego de pasar por distintos restaurantes en España y Dinamarca como Geist y Studio, antes de participar en las clasificatorias al Bocuse d’Or 2009 y 2011. 

En 2013 se incorporó al equipo de Gustu con el sueño de hacer lo que más ama en su vida: cocinar. Taha combina su talento con un sueño muy grande: hacer de la gastronomía boliviana un motor de desarrollo socio-económico nacional.

Mauricio López
jefe de cocina

Mauricio López, jefe de cocina del restaurante Gustu, inició sus estudios en su natal La Paz. En 2012 fue reclutado por Melting Pot Foundation para formar parte del staff de Gustu. 

López realizó periodos de formación en las cocinas de Noma, Azurmendi y Astrid y Gastón antes de asumir el liderazgo de Gustu en 2015, donde ha descubierto el valor del trabajo en equipo y ha aprendido a respetar los productos de su tierra, su gente y su cultura.
 
 
 
 
 
 
 

47
2

También te puede interesar: