La Paz, Bolivia

Martes 25 de Julio | 16:53 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Esencia de Lleca, un disco de hip hop para mostrar la vida en las calles

Esencia de Lleca, un disco de hip hop para mostrar la vida en las calles

Cortesía Anke Snauwaert. Parte del proceso creativo en el cual se compusieron ocho canciones del disco.

Alejandra Pau / La Paz

 Cuando están en El Prado de La Paz, cerca de la fuente, son invisibles; pero cuando el parlante se enciende y agarran el micrófono para hacer hip hop y rap, su presencia es innegable. Diez adolescentes y jóvenes que viven en situación de calle se unieron a un proyecto para  componer  y grabar un CD que será presentado el martes 16 de mayo, a las 18:30, en la Cinemateca. 

La voluntaria belga y estudiante de Psicología  Anke Snauwaert,  de 24 años, planificó antes de llegar a Bolivia  utilizar el hip hop  y el rap como una herramienta de expresión, de lucha contra la discriminación y para dar sentido a la vida de los jóvenes que pertenecen a un segmento vulnerable de la población. 

Nada la preparó para la situación de los menores que  viven en las calles de la ciudad de La Paz. 

Algunos de ellos son lustrabotas, vendedores de dulces o limpiaparabrisas, con ellos empezó a trabajar para hacer realidad su proyecto. Ellos se han convertido en su familia.
Esencia de Lleca

Llamó a su proyecto Esencia de Lleca (calle escrito al revés, como lo dicen los chicos que ahí viven) y fue creado para que estos jóvenes entiendan que pueden ser mucho más que el estereotipo de una sociedad indolente, que algo que ellos hacen puede convertirse en arte. 

"Yo quiero que la gente en Bolivia y en otros países escuchen la música de los chicos.  Muchas personas en La Paz les tienen miedo, pero si escuchan sus historias los pueden entender, pueden comprender las razones por las cuales se encuentran en esta situación y  sobre todo cómo el hip hop se convierte en una razón de vivir para ellos”, detalla la voluntaria. 

Ocho de las canciones son parte de este proyecto social y otras dos fueron creadas en el proyecto social Hormigón Armado, que trabaja desde hace más de una década con el mismo segmento de la población. Los 10 temas están en el CD que tiene un costo de 20 bolivianos, son   400 discos que serán comercializados en Bolivia y Bélgica, parte de los fondos recaudados se destinarán a darle continuidad al proyecto.

Chuki, de 19 años, (Wilmer David Bautista Choque) vive en la calle, estuvo un año en el cuartel y otro en  Sucre, pero ahora regresó a las calles de La Paz en donde   vivió por años, Esencia de Lleca es su segundo disco.

  "He salido de las drogas y del alcohol, antes caminaba otra clase, pero he vivido en las calles desde que mis padres han fallecido (...).  Yo voy a empezar a trabajar en la construcción y seguir haciendo hip hop para ayudar a mis amigos que viven en las calles y que salgamos adelante”, dice Chuki o Chukicito, como le gusta que le digan. 

  Hace unos días un amigo de Chuki y de Choquito Flow,  (Joel Sanjinez) murió en las calles, y ese es un destino que ninguno de los dos quiere.

 Choquito Flow, de 21 años, pertenece al grupo Líricos Klika, formado en el Hormigón Armado, con el que sacó un disco. Éste también es su segundo disco.

 "Vamos a cantar en la presentación del disco (...) y para siempre porque el hip hop es una arte mediante el que contamos nuestra vida con la música; cuando canto  no me ven como un chico de la calle, sino como alguien mejor”, explica Choquito Flow. 

 Coinciden  que si cantan es para contar una realidad que quieren cambiar. Ambos,  junto a otro participante,  tienen experiencia previa en el hip hop y rap: Líricos Klika y Lustra MC,  parte  al Hormigón Armado. 
 
No son invisibles 

El trabajo creativo inició con palabras que son significativas para ellos, como: discriminación, violencia, maltrato o dolor, pero también esperanza. Con ellas empezaron a escribir sobre sus vivencias en un entorno tan hostil, como el de las calles.  
 
"A veces fue complicado, algunos chicos están en ‘vuelo’ (término usado para describir cuando consumen clefa u otros inhalantes), pero logramos organizarnos para ir al estudio en grupos de tres; claro, no todos quisieron grabar o escribir las letras, pero logramos que cada uno haga lo que más le guste”, rememora  Snauwaert. 

No tienen dinero,  un techo que los cubra  en las noches,  comida o un carnet que represente su identidad, no tienen casi nada, pero sí tienen la voz para alzarse   y cantar sobre lo urgencia de transformar la realidad.  

Cada jueves, los chicos que viven en situación de calle armados con un parlante, un micrófono y varias pistas de ritmos cantan y hacen rimas en la fuente de El Prado de La Paz. 

Snauwaert regresará a Bélgica en los próximos días, allá elaborará su tesis sobre los chicos de la calle de Bolivia y su relación con el hip hop, buscará además  darle continuidad al proyecto para que los chicos sigan cantando y educándose  en las artes musicales. 

"Para ellos es entrar al mundo artístico en donde pueden ser respetados, algo que como chicos de la calle no tienen (...). Con el hip hop ellos sienten que son parte del mundo”

Sobre el  trabajo discográfico
  • Presentación La presentación del disco Esencia de Lleca será este martes 16 de mayo a las 18:30 en la Sala 2 de la  Cinemateca Boliviana, calle Rosendo Gutiérrez esquina Óscar Soria. El evento está disponible en el Facebook: Esencia de Lleca. El ingreso será  gratuito.    
  • Venta El disco, que tiene un costo de 20 bolivianos,    será comercializado por los chicos que trabajaron en el proyecto  a través  de  la Fundación Alalay y  de su página de  Facebook: Esencia de Lleca. Snauwaer espera dar continuidad a este  proyecto.    
 
 
 
 
 
 
 

12
3

También te puede interesar: