La Paz, Bolivia

Lunes 16 de Octubre | 21:52 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

La Mercado, la calle donde se alzó la alcaldía

En sus inicios esta vía estuvo formada por cuatro cuadras, cada una con un nombre distinto. La primera era conocida como la thujsa calle, donde estaban las chifleras y el agua se estancaba.

La Mercado, la calle donde se alzó la alcaldía

La calle Mercado de La Paz en los años 60 con sus construcciones, algunas aún persisten, como el edificio del Banco Mercantil Santa Cruz. Fotos antiguas de La Paz / Facebook

Randy Chávez /  La Paz 

La calle Mercado se encuentra ubicada en pleno centro de la ciudad, paralela a la avenida Camacho. Lleva el nombre del gran patriota Juan Manuel Mercado, chuquisaqueño, doctor en cánones y sacerdote consagrado a la arquidiócesis de La Plata. 

Desde 1803, Mercado residió como vecino en la ciudad de La Paz y se sabe que concurrió a todas las reuniones secretas de los patriotas paceños, participando  del movimiento libertario que se concretó el 16 de julio de 1809. Junto a León de la Barra, Mercado  fue nombrado miembro de la Cartera de Culto de la Junta Tuitiva.

En sus inicios la calle Mercado  estuvo formada por cuatro cuadras, con un nombre distinto cada una. La primera: thujsa calle (calle hedionda, en aymara), debido a que ahí se establecieron puestos de venta de "chifleras”, mujeres negociantes en añilinas, medicinas caseras, yerbas y otros mejunjes. Las aceras y calzadas inclinadas de esta calle estancaban las aguas servidas, causando inundaciones cuando las lluvias eran torrenciales. Con los años, este sector fue conocido como la calle Honda.

La segunda cuadra se la conocía como San Agustín debido a la construcción del convento y la iglesia del Sagrario, también conocido como San Agustín. La obra fue iniciada en 1598, en un enorme terreno de propiedad de los esposos Juan de la Riva y Lucrecia Sansoles, que fue cedido al fray Andrés Ortega, fundador de la indicada orden. 

La tercera cuadra era conocida como la calle Lemus, en honor al virrey del Perú, Pedro Antonio Fernández de Castro Andrade y Portugal, el conde de Lemus, quien mandó a construir el Convento de las Concepcionalistas de La Paz.

La cuarta cuadra fue denominada calle Riverilla, en reconocimiento a un vecino de esta vía  de apellido Rivera, quién cedió gran parte de su terreno para el ensanche de la vía, que en realidad era un callejón. La calle fue denominada Riverilla, diminutivo de Rivera, nombre con el que también se bautizó al puente que fue construido en 1627, por orden del Corregidor Antonio Tórrez Mendoza. 
 


La calle de la Recova

 En esta cuadra vivió el alcalde Yanguas, que después de la Revolución de 1809, en  octubre, reunió en su casa a un grupo de españoles para entablar maquinaciones contrarrevolucionarias.
 
Las tropas patriotas que estaban acantonadas en Chacaltaya, al tener conocimiento de ello, regresaron a la ciudad, cercaron la vivienda de Yanguas, abrieron las puertas a cañonazos y tomaron presos a todos sus ocupantes.

 En la requisa allanaron gran cantidad de armas y municiones.

 En 1826, el Estado se adjudicó el convento de San Agustín y lo transfirió a la municipalidad, quedando subsistente sólo la iglesia. En 1842, el presidente, general  José Ballivián, hizo construir el primer mercado público de la ciudad en ese terreno, que alcanzó a ocupar toda la manzana. Éste tenía salida a las cuatro calles y centralizaba por secciones todos los mercados de la ciudad.
 
Después de algunos años, la vía fue ampliada a seis cuadras, constituyendo la calle Mercado.
 
Algunos vecinos se referían a ella como la calle de la Recova.
 


 En 1848, en el interior del mercado se fundó la posta municipal, local que en 1892 fue ampliado hasta la calle Mercado. De esta manera, se habilitaron otros ambientes modestos, donde funcionaban la Secretaría, el Tesoro y la Policía. Asimismo, por algunos años, se instaló la Corte del Distrito, sobre el ala que daba a la calle Ayacucho. 

 En 1849, frente a este mercado se produjo la sublevación de la plebe incitada por el caudillo y presidente Manuel Isidoro Belzu. Varias casas fueron saqueadas, especialmente la del catalán Juan Mas, quien tenía su morada y almacenes frente a la puerta del mercado (sitio actual donde se encuentra el Banco Mercantil Santa Cruz).

 Queriendo desviar el furor de la llamada "cholada”, se puso a vaciar desde los balcones algunos talegos de plata sellada, lo que sólo sirvió para despertar el apetito de los sublevados. El ingenuo catalán perdió toda su fortuna y a su esposa le arrancaron una oreja por apoderarse de unos fastuosos aretes.
 


 Palacio Consistorial

 A causa de un gran incendio, el mercado público y las oficinas municipales quedaron completamente destruidas, por lo que fueron demolidas.  De esta manera, surgió el proyecto para la construcción del actual edificio municipal de La Paz, el  Palacio Consistorial, que  fue diseñado por el arquitecto Emilio Villanueva en 1924. Esta edificación fue entregada y bendecida por el Concejo Municipal, bajo la presidencia de Eloy Álvarez Plata, el 16 de julio de 1926.

En esta calle también se encuentran edificaciones que sobresalen por su estilo arquitectónico neocolonial o por su importancia nacional, como la Vicepresidencia (construida inicialmente para servir de local al Banco Central de Bolivia), el Banco Mercantil (fundado el 1º de diciembre de 1906, que funciona en este local desde 1913) y el Banco Central de Bolivia. 

Por esta calle recorrieron varias manifestaciones políticas populares y revolucionarias de todos los tiempos, por su cercanía al kilómetro cero, la plaza Murillo. 

Esta vía, que en sus inicios hacía referencia al primer mercado público, en 1950 fue nominada en memoria del patriota Mercado. Hoy en día la Mercado es una de las vías troncales de la zona del Casco Viejo, por los sucesos que evoca y porque forma parte de nuestra historia.

Randy Chávez es historiador.
 

16
1

También te puede interesar: