La Paz, Bolivia

Lunes 25 de Septiembre | 14:54 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

José Ballivián muestra al mundo el mestizaje boliviano

Fue invitado por el Gobierno argentino para hablar sobre arte andino en el Mercado de Arte Contemporáneo de Córdoba. En mayo participó en la Bienal de Venecia.

Gonzalo Díaz Díaz de Oropeza  / La Paz

El artista visual contemporáneo José Ballivián no puede precisar cuándo su obra comenzó a ser conocida fuera del país. Sólo recuerda que en determinado momento empezó a recibir emails de artistas que visitaban Bolivia y querían tomar un café con él para hablar sobre su trabajo; y que su primera salida al exterior data de 2003, cuando junto a Alejandra Delgado  presentó una exposición en Quito, Ecuador.

Desde entonces, este artista paceño ha mostrado su arte en países como Colombia, Francia, Alemania e Italia, entre muchos más. Recientemente  fue invitado por el Ministerio de Cultura de la Nación Argentina para participar en el Mercado de Arte Contemporáneo de Córdoba, que se realizó en agosto.

 

Arte andino

Allá preparó una mesa y dio una charla sobre arte andino. "Decidí hablar sobre los artistas bolivianos y lo que están proponiendo ahora. Me interesa que se conozca afuera el trabajo que se realiza acá”, indicó. 

En 20 minutos  mostró el trabajo de artistas contemporáneos bolivianos, como Narda Alvarado, Rodrigo Rada, Galo Coca, Julio Gonzales e Iván Cáceres, entre otros. Todos ellos actualmente trabajan "desde casa” y buscan una identidad. Este fenómeno se aprecia, en su opinión, desde principios de siglo. 

"Ahora se está produciendo un fenómeno en el arte mestizo, cholo”, explicó. "Hace 15 años los artistas buscaban trabajar su obra con diseñadores gráficos o con DJ; pero ahora el artista joven busca al artesano para producir su obra. Y no solamente artistas bolivianos, tengo entendido que Teresa Margolles vino a dar un par de vueltas para trabajar con bordadores de acá”.
 

Chola Nike

Precisamente, Ballivián produjo una de sus obras más conocidas con la participación de artesanos bordadores. Se trata de Chola Nike, que es un sombrero con un bordado del famoso logo estadounidense. Esta pieza es parte de la muestra itinerante Congreso de Tucumán: 200 años de arte argentino, que por tres años recorrerá los principales museos argentinos.

Su creador recuerda que cuando esta pieza fue mostrada en las redes sociales generó comentarios muy agresivos, pues a mucha gente no le pareció que un elemento del atuendo actual de la chola paceña sea mezclado con logos extranjeros. 

Lo mismo pasó con Chola Nueva York y Chola Mickey, que también tienen logos bordados característicos. Estas obras muestran la forma en la que nuestro artista percibe el mestizaje. "Para mí era mostrar que dialogan, que se complementan estos elementos”.
 

Libertad de explorar

Ballivián incursionó en el arte alrededor de 1998, cuando ingresó a la Academia de Bellas Artes Hernando Siles. Respecto a los motivos que le llevaron a elegir el arte contemporáneo afirma: "Me interesan otras formas de pensar, de ver la vida, de ver el arte. Yo quiero explorar otros campos.
 
Esa libertad para explorar otros campos es el arte contemporáneo. Yo lo veo como una libertad de ideas. Si yo quiero mañana puedo hacer acuarelas y paisajes. Y al día siguiente puedo volver a hacer videoarte y no estar encasillado. No creo en el artista que se encasilla”.

Al principio, Ballivián estaba influenciado por el impresionismo. Entonces le iba bien económicamente, pues sus dibujos tenían compradores. Pero, cambió a otras técnicas, pues mantenerse con sólo una le produce aburrimiento. Por ello emplea herramientas como la pintura, las instalaciones o el videoarte. 

Con su video  Procesión ganó en las tres categorías del Concurso Municipal de Video "Amalia Gallardo”. "Me sorprendió ese video porque lo concebí como videoarte, como video experimental y decidí meterlo al Amalia Gallardo”, recordó.

Los personajes de este video, una mujer de pollera y un varón, también aparecen en otras de sus obras, como el dibujo con lápiz sobre papel Sueño sobre sueño, que nos mostró al conversar con el artista en la galería Persona.
 

 Choque cultural

En estas obras nuevamente aparece el tema del mestizaje. "Como artista aymara me interesa explorar más de lo que soy, de mi contexto, de mi diario vivir. Estoy en eso, es algo íntimo, es algo intenso”, indicó. También le interesa el choque cultural que observa, por ejemplo, al caminar por la Feria 16 de Julio, por las villas o por los mercados populares. "Hay mucho que se puede hacer siempre y cuando tengas el ojo”.

Por un par de años, Ballivián cumplió con actividades totalmente alejadas del arte. "Tenía que elegir y elegí el arte. Con mucho trabajo se consigue, se puede”, afirmó. "No sé si será por suerte, pero yo me siento muy afortunado de poder vivir de lo que realmente amo”.
 

Representar a Bolivia

A pesar de que tiene bastante experiencia, aún se siente nervioso al representar a Bolivia. "Siempre te agarran los nervios, pero esos nervios te dan más fuerza   para salir adelante y no hacer papelones. Siempre con fuerza, no queda de otra”.
 
En mayo, Ballivián junto a Sol Mateo y Jannis Markopoulos representaron a Bolivia en la Bienal de Venecia. "Lo importante fue que por primera vez Bolivia tiene su pabellón propio. Eso es muy importante para el arte en Bolivia. Es una ventana, un espacio para mostrar lo que se hace. Es la meca del arte. Es la bienal más importante del mundo”.

Esta experiencia le ha llevado a replantearse muchas ideas. "Es replantearme ciertas cosas: ‘entre comillas’ dejar de ser un artista local y ponerse el chip de que hay que trabajar más internacionalmente, pero viendo desde casa, produciendo desde casa, mirándonos. Sin tampoco ponernos a volar, con los pies en la tierra y las antenas bien paradas”, afirmó.

Antes de concluir la entrevista, Ballivián habló de lo más gratificante que le dio el arte: conocer a la madre de su hija, cuyo nacimiento le llevó a moderarse en sus expresiones artísticas, pues antes era más radical. "Eso es para mí más que una exposición en Venecia”, concluyó.
 

24
2

También te puede interesar: