La Paz, Bolivia

Viernes 22 de Septiembre | 09:36 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

La Feria a la Inversa vela por la transparencia en adjudicaciones

La Feria a la Inversa vela por la transparencia en adjudicaciones

Gobernaciones y municipios dispondrán a fin de año de pequeño presupuesto: Morales

María Ortiz García  / Inversión
 
En un globo donde el Estado ha hecho de la expansión del mundo burocrático su vocación, el programa Feria a la Inversa, que estos días está desarrollando en la urbe alteña su  versión número 100, busca  democratizar el mercado dándoles oportunidades a las pequeñas y medianas empresas en un marco de total transparencia.
 
El Gobierno Autónomo Municipal de El Alto (GAMEA), anfitrión de esta edición de la feria que se está desarrollando desde el 6 de julio  en las instalaciones del coliseo Don Bosco y que se extenderá hasta el próximo  25, prevé ejecutar alrededor de 350 procesos de compras con una inversión que ronda los 30 millones de bolivianos.
 
"Nosotros a lo que estamos apuntando es a la parte de transparencia. Dado que toda la gestión del municipio se basa en la parte de transparencia, lo que estamos haciendo aquí es profundizar aún más lo que es este concepto”, expresó el secretario Municipal de Desarrollo Económico, Reynaldo Díaz.
 
El objetivo de la Feria a la Inversa es  garantizar la eficiencia en la gestión pública y privada dentro de una dinámica que lucha contra una corrupción institucionalizada. En estas ferias convergen información, capacitación, inclusión y ahorro, tanto de recursos como de tiempos administrativos.
 
"En la feria les garantizamos (a los empresarios) que no se les va a pedir ningún requisito adicional a los que se les han pedido, porque la corrupción viene exactamente cuando no se cumple con los términos de referencia o estos términos están mal hechos”, sostuvo la gerente de operaciones de la Fundación Feria a la Inversa, Flavia Giménez.
 
 Antes de la realización de la feria, el programa capacitó a alrededor de 650 empresarios de los 14 distritos de El Alto con el objetivo de que mejoren sus niveles de gestión y los habilite no solo para participar en licitaciones  municipales, sino en cualquier tipo de licitación relacionada con su rubro, lo cual ayuda a ampliar y a hacer más competitivo el mercado interno.
 
Una feria al revés
 
 El GAMEA expone, en la Feria a la Inversa,  demandas de cada una de sus secretarías a través de muestras de lo que quiere comprar. En esta ocasión, la Alcaldía está apuntando a mejorar sobre todo sus servicios en lo relacionado con educación, salud y seguridad ciudadana, según dijo Díaz.  
 
Las pymes que asisten a la feria para informarse de lo que la Alcaldía en este caso demanda, se registran en un sistema, que recolecta datos desde el registro hasta la adjudicación de los contratos, agilizando así las aperturas, la presentación de documentos, y la emisión de actas.
 
Además, los empresarios pueden, en el mismo ámbito en el que  se desarrolla la feria, generar la certificación necesaria exigida para la adjudicación de licitaciones. Es por ello que la feria dispone de servicios tales como Fundempresa o Impuestos Nacionales, reduciendo  así los tiempos de los trámites. Asimismo,  los ofertantes pueden  presentar propuestas, seguir la calificación y conocer  los resultados en ese mismo lugar.
 
"Nosotros (Feria a la Inversa) administramos el sistema Infoferia. Es una valentía de la alcaldesa, de la autoridad que compra, dar a una tercera entidad la administración de toda la información de la feria. Con ese sistema no se puede modificar nada, todo esta ahí”, expresó  Giménez.
 
Feria a la Inversa garantiza que no se produzcan injerencias en los procesos, puesto que todo se rige a través de un sistema administrado por la Fundación. "Ellos califican, ellos hacen las especificaciones técnicas, pero cuando quieren salirse para favorecer a alguien el sistema no les permite”, continuó.
 
 
 

3
0

También te puede interesar: