La Paz, Bolivia

Lunes 21 de Agosto | 21:26 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Cómo lograr que tu idea innovadora llegue al mercado

Los expertos sostienen que la falta de conocimientos empresariales no es la única barrera, pues influye también la carencia de una mentalidad triunfadora.

Cómo lograr que tu idea innovadora llegue al mercado
Amineth Sánchez  / Expansión
 
Un buen inventor no necesariamente es un excelente empresario. Por ello, muchas de las ideas innovadoras, con potencial de revolucionar industrias, que se generan en la comunidad emprendedora se enfrascan en etapa de prototipo y nunca llegan a comercializarse en el mercado.

A pesar de ser personas con mucha experiencia y visión en disciplinas como la ingeniería o la química, que les permitieron desarrollar inventos importantes, algunos desconocen cómo administrar una empresa, ajustar presupuestos, gestionar recursos e integrar una línea de producción. Lo anterior limita el potencial de éxito de los productos o servicios que crearon y que tienen la capacidad de marcar una pauta a futuro.

"Ese panorama está mal porque son como sueños que se quedan en el cajón”, dice Manuel Gutierrez Novelo, cofundador de la empresa de realidad virtual ImmersiON-VRelia y presidente de la aceleradora  mexicana de negocios Angel Inventum.

Vivian Lan, embajadora en México de Singularity University, asegura que la falta de estructura y conocimientos empresariales no son las únicas barreras que impiden que una idea innovadora llegue al mercado. Afirma que la falta de una mentalidad triunfadora y la poca colaboración entre integrantes del ecosistema emprendedor también impactan en mantener los inventos en el cajón.

"Hay millones de ideas en todo el mundo, pero muy pocas van al mercado y esto es un tema totalmente relacionado con la actitud emprendedora que no todos los generadores de ideas tienen, pero sí necesitan ese chip empresarial para llevar sus proyectos al siguiente nivel”, agrega Ricardo Gómez Quiñones, presidente del Comité de Innovación del centro Mind en Guadalajara, Jalisco.

Pero, ¿cómo lograr que una idea innovadora llegue al mercado? Los especialistas aseguran que no hay una fórmula del éxito. Sin embargo, si existe una serie de pasos que puede ayudar en el proceso de sacar las ideas del cajón.

Patenta

Contar con los derechos para utilizar y explotar el invento es básico en el proceso de lanzar al mercado. Este escudo de propiedad intelectual, coinciden los especialistas, impedirá que otras personas comercialicen la idea antes que el inventor  y dominen el mercado.

Además, según Gutiérrez Novelo, la patente le dará al emprendedor la oportunidad de vender la invención, cederla bajo licencia o producirla de manera exclusiva, lo que puede representar una diferencia en los ingresos que se obtendrán a partir del desarrollo.

Confirma que es útil para alguien

El segundo paso es verificar que la idea innovadora resuelve un problema y alguien pagaría por ella, pues de nada sirve crear un producto o servicio que rompa con lo establecido si no le interesa al mercado que se desea atacar. El peor error, dice Sara Maroto, directora general del centro Mind, es diseñar un producto o servicio que no atienda las necesidades del nicho de mercado.

"Lo ideal es que los inventores se acerquen a especialistas y les cuenten su idea para obtener retroalimentación”, dice Gómez Quiñones, también presidente de la empresa de desarrollo de animación y videojuegos Kaxan Media Group. 

"Luego de recibir sus comentarios, deben integrarlos a su proyecto para enriquecerlo y hacer una prueba con una muestra representativa de su nicho de mercado”.

Decide por qué camino andarás

Una vez que se verificó la utilidad del producto o servicio, deberás decidir cómo deseas tener presencia en el mercado: si vas a vender la invención, a licenciar la patente o a producirla tú mismo para comercializarla.

 "Es una decisión muy difícil y, muchas veces, con recursos limitados se pone peor”, describe el fundador de Angel Inventum. 

"La decisión debe depender de qué tanto nivel de esfuerzo está dispuesto el inventor a meter a su patente y cuántos recursos tiene para invertir”.

El especialista recomienda que si no tienes recursos económicos ni tiempo suficiente, lo mejor será vender el invento o licenciarlo. Pero si cuentas con capital y estás dispuesto a incursionar en el ecosistema emprendedor, deberás producirlo y comercializarlo por tu cuenta.

"No puede haber una respuesta única para todos, puede haber mil variables, depende el sector, la región, el producto y dónde esta en el mercado”, detalla el presidente del Comité de Innovación de Mind. 

"Tiene que analizarlo él mismo y con inteligencia de mercado”, apostilla. 

¿Y si apuesto por vender la invención?

Para este paso los expertos sugieren   identificar con detenimiento al comprador estratégico. Si el inventor tiene un tornillo que permitirá darle un valor agregado a la producción de un vehículo, entonces el comprador ideal es una empresa automotriz. Y si el producto es un material innovador, una compañía constructora es el jugador clave. 

En esta decisión es esencial contar con la patente de la idea, de lo contrario será difícil que alguien la compre.

Luego de identificar al posible comprador, Gutiérrez Novelo aconseja realizar un estudio de mercado que refleje el potencial de la aplicación de la patente, pues su valor dependerá de si da un valor agregado a un producto existente o genera un nuevo producto que nadie conoce pero que puede resolverle la vida a alguien.

 "Este tipo de valuación de propiedad intelectual significa un proceso diferente a lo normal, tienes que tener un grupo de peritos evaluadores que establecen  cómo se va a ver beneficiado el usuario con el uso de tu patente contra el no uso de tu patente y el diferencial es el valor agregado de la patente”, explica el especialista.

Un sí al licenciamiento

Puedes optar por no dedicarte a producir y comercializar tu producto o servicio, sino licenciar tu patente. Si tu decisión es esa, los expertos recomiendan que tengas en cuenta que las regalías que vas a recibir son menores frente a los ingresos que obtendrías si tú manufacturaras y vendieras directamente.

 "Lo que te vas a ganar no va a ser mucho porque alguien más va a tener que producir, pagar nóminas, vender y cobrar”, cuenta el co fundador de ImmersiON-VRelia. "Pero tomar esta decisión te permitirá concentrarse en otras actividades”, acota.

Para lograr un licenciamiento, el fundador de Kaxan Media Group asegura que el inventor deberá demostrar la eficiencia de la patente, darla a conocer en el mercado y contar con, al menos, un caso de éxito. 

"Para licenciar algo tiene que ser ya exitoso, sino nadie la va a comprar”, agrega.

 "Tiene que demostrar que ya lo conoce mucha gente, puedes presentarlo en exposiciones o eventos importantes para los miembros del mercado que deseas atender”, continúa.

Al igual que el paso anterior, el creador deberá valuar la propiedad intelectual para, con base en ello, establecer en conjunto con el socio el monto de las regalías. 

Es importante que en las negociaciones con el aliado estratégico que pondrá la idea innovadora en el mercado se establezca el tiempo de vigencia de la licencia, la región en la que se va a utilizar y el tipo de aplicaciones que se van a realizar.

¡Quiero ser emprendedor!

Producir tú mismo la idea innovadora y comercializarla no significa que deberás armar una planta de producción, invertir en inyectores y contratar a un gran equipo, aunque sí deberás constituir una empresa para iniciar operaciones. Los especialistas sugieren que establezcas alianzas estratégicas con manufactureros que te permitan producir en sus instalaciones, así como con posibles distribuidores para poner en el mercado tu innovación.
6
7

También te puede interesar: