La Paz, Bolivia

Domingo 26 de Febrero | 22:14 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Cristiano y Georgina: una relación a una llamativa velocidad

Cristiano y Georgina: una relación a una llamativa velocidad
elmundo.es/ Antonio Diéguez
Sorpresa mayúscula la que se llevaron los fans de Cristiano Ronaldo (31) en Zúrich. No sólo porque el delantero del Real Madrid se coronó como el mejor jugador del 2016 en la gala del premio The Best que concede la FIFA, por encima de otros titanes del fútbol de la talla de Leo Messi. También porque en la alfombra verde de dicha ceremonia el portugués decidió oficializar su romance con Georgina Rodríguez,la morena de 21 años que nació en la localidad oscense de Jaca y trabaja como dependienta en una firma de moda. Es la misma chica que con la que fue fotografiado Miguel Ángel Silvestre este pasado verano.

Aunque salen desde hace poco más de tres meses -en septiembre Ronaldo se estaba viendo con la ex Miss Desiré Cordero- el astro del Real Madrid y su nueva novia posaron como una pareja totalmente afianzada junto al hijo del luso, Cristianinho, de 6 años, a quien la joven española le profesó muestras de cariño durante la lluvia de flashes. Una velocidad nunca vista antes en el curriculum sentimental del jugador merengue, que tardó casi dos años en dejarse retratar en un acto oficial con Irina Shayk y tres años en asistir de la mano con ella a la gala del Balón de Oro.

Queda claro que CR7 está apostando fuerte por su actual relación. Probablemente porque Georgina parece congeniar a la perfección con el clan Aveiro, algo que nunca consiguió la modelo rusa en cinco años. De hecho, la jaceteña viajó a Zúrich, donde se entregó el premio The Best, en el mismo avión en el que viajaban todos los seres queridos del portugués: tanto su madre, Dolores Aveiro, como sus tres hermanos, Kátia, Hugo y Elma.

No es la primera vez que Georgina coincide con los Aveiro. A principios de diciembre, Cristiano ya reunió a su madre y a su novia en una cena que tuvo lugar en el restaurante Ultramarinos Quitin, en el barrio de Salamanca. La joven también pasó esta última Nochevieja con la familia de Ronaldo. Para ello, el delantero puso a disposición de su chica su jet privado, que la recogió en Madrid y la trasladó al aeropuerto de Madeira, donde la recogió el madridista con su hermano Hugo y varios amigos. Allí Cristiano no sólo despidió el año en uno de sus hoteles, el Pestana Funchal, sino que celebró otra fecha todavía más señalada para el clan Aveiro: la matriarca, Dolores, cumplió 62 años ese mismo 31 de diciembre.

Es especialmente llamativo el ritmo con el se están sucediendo los acontecimientos el actual romance de CR7 desde que fue descubierto por primera vez en Francia. No dio resultado que el futbolista se camuflara con una peluca, una gorra y gafas de sol, ya que las revistas publicaron un amplio reportaje de su escapada romántica con Georgina Rodríguez en Disneyland París.

Aunque la salida a la luz de esta historia parecía ponerla en peligro, como ocurrió con Desiré Cordero, Cristiano fue interceptado con su pareja días después en el restaurante Izakaya, un japonés situado junto al estado Santiago Bernabéu. Tampoco se escondieron cuando ambos fueron a cenar al Amazónico o a otro restaurante vegano situado en la zona de Huertas. Los fotógrafos también les retrataron en el concierto de Justin Bieber en la capital, celebrado a finales de noviembre, y en el recitar que ofreció Alejandro Sanz el 5 de diciembre.

 
6
1

También te puede interesar: