La Paz, Bolivia

Jueves 22 de Junio | 08:11 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Mesa señala que “no debería mezclarse” demanda marítima y reelección de Evo

'Creo que son dos cosas totalmente distintas”, dijo el vocero de la causa boliviana. García Linera afirmó que el tema mar es “un tema de Estado y otro (la reelección) es un tema político interno y no tenemos porqué mezclar”. Pidió no olvidar que quien se arriesgó a demandar a Chile fue Morales.

Mesa señala que “no debería mezclarse” demanda marítima y reelección de Evo

 

Página Siete Digital / La Paz

El expresidente de Bolivia y actual vocero de la demanda marítima, Carlos Mesa, señaló hoy "que no debería de mezclarse” la demanda marítima, que recientemente recibió el espaldarazo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) al rechazar la objeción de Chile, y la pretendida reelección del presidente Evo Morales para un nuevo mandato a partir del 2020 con el cambio parcial de la Constitución Política del Estado con el referendo de febrero.

"Creo que son dos cosas totalmente distintas, una es una política de Estado, la demanda marítima, y el triunfo debe celebrarse en ese contexto; mientras la lógica del Gobierno sea en la dirección que quiera hacer sobre la reelección es otra cosa totalmente distinta que no debería de mezclarse", dijo Mesa.

Anoche, en el programa El Pentágono, Mesa dijo que Morales ha llevado adelante una iniciativa política sobre el tema marítimo, y tiene derecho a un rédito político de lo que ese éxito ha significado, como cualquier acción, pero dejó en claro que no comparte con la prolongación de alguien en el poder.

Mesa dijo también que hará un paréntesis al trabajo de socialización de la demanda marítima que ha estado realizando en diferentes países, foros y espacios de debate. "Estamos haciendo la evaluación jurídica, la está haciendo el expresidente Eduardo Rodríguez Veltzé (agente ante La Haya) con su equipo, y de ahí tendremos un nuevo camino que será la estrategia del fondo de la demanda", señaló.

 

García Linera: "No tenemos porqué mezclar”

El presidente en ejercicio Álvaro García Linera dijo hoy que la demanda marítima no será utilizada políticamente, pero afirmó que "por honestidad intelectual" no se puede olvidar que quien tomó la decisión de demandar a Chile ante la CIJ fue el presidente Morales. "Son dos cosas distintas, uno es un tema de Estado y otro es un tema político interno y no tenemos porqué mezclar y nunca lo hemos mezclado, (...) pero las dos grandes decisiones históricas, ir a un juicio en la Corte de La Haya y escoger el camino, el tipo de juicio, fue decisión presidencial, entonces yo por honestidad intelectual tengo que decir la verdad", dijo.

Explicó que el proceso que le sigue Bolivia a Chile ante la CIJ fue gestado por Morales y aclaró que fue respaldado y reforzado con la participación de expresidentes y excancilleres, además de ministros y juristas nacionales e internacionales. "Tuvimos la suerte de darnos cuenta cuál era el juego de Chile, era un ciclo permanente de generar expectativas, ilusiones, fracasar (...) nosotros después de cinco años nos dimos cuenta. Dijimos bueno tenemos suficiente experiencia, y por suerte estamos aún en Gobierno como para darnos cuenta y dar un giro de timón, y eso es lo que se hizo por decisión presidencial, nos vamos a juicio", añadió.

García Linera pidió no olvidar que quien se arriesgó a seguir un proceso jurídico internacional contra Chile fue el presidente Morales, a diferencia de exmandatarios, que "quizás" por miedo a las consecuencias de un posible fracaso no tomaron una decisión de esa magnitud. "A estas alturas si la Corte hubiera fallado, en contra de Bolivia, el crucificado sería el presidente Evo, no cabe duda, pero resulta que la Corte nos da la razón. Era demasiado riesgo, era un riesgo personal, pero era un gran logro para Bolivia si nos iba bien, ganaba Bolivia, si nos iba mal, perdía Evo, y Bolivia se quedaba estancada", manifestó.

La autoridad afirmó que la demanda marítima si bien fue gestada por el presidente Morales, es una decisión que la asumen todos los bolivianos, sin importar las diferencias ideológicas, culturales y políticas, por eso se trata de una política de Estado, y no partidaria. "La demanda no tiene un dueño, es todo Bolivia que está adelante. Es todo Bolivia que está alrededor de la demanda, y nos sentimos muy orgullosos de ello, pero hubo que tomar decisiones para llegar donde estuvimos y esas decisiones tienen un nombre y apellido", manifestó.

 

 

¿ TE GUSTA ESTA NOTICIA ?
Comentarios

También te puede interesar: