La Paz, Bolivia

Lunes 20 de Febrero | 02:11 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Chile reconoció en 1908 que las aguas del Silala son de Bolivia

El canciller chileno Muñoz reveló que su país concesionó las aguas del Silala en 1906; pero dos años después La Moneda solicitó permiso a la Prefectura de Potosí.

Chile reconoció en 1908 que las aguas del Silala son de Bolivia

Archivo / Página Siete. Chile solicitó la concesión en 1908 de las aguas del Silala para las máquinas del ferrocarril.

Beatriz Layme  / La Paz


Después de la revelación del canciller chileno Heraldo Muñoz  de que en 1906  Chile  concesionó a una empresa las aguas del Silala, las autoridades bolivianas afirmaron ayer que  el permiso que pidió La Moneda a Bolivia en 1908 es una prueba irrefutable que demuestra que los manantiales son 100% de los bolivianos. 

  Muñoz reveló que su país  concesionó el uso de las aguas del manantial Silala en 1906 a la empresa anglochilena The Antofagasta Railway Company Limited. "Chile tiene el perfecto uso de hacer utilización de estas aguas en su territorio (...). Así lo ha sido desde siempre, desde el año 1906 en que se dio una primera concesión por parte del Estado a un privado en nuestro país, en nuestro territorio”, enfatizó en declaraciones a Emol. 

Ante esa declaración, el ministro de Gobierno, Carlos Romero,  explicó que alguien otorga una concesión cuando es propietario de un bien, pero Chile al pedir permiso a Bolivia en 1908  para el uso de las aguas del manantial del Silala reconoció que los propietarios son los bolivianos.

"Por eso ha tenido que solicitar un permiso o una concesión, una licencia, un acto jurídico que les autorice el aprovechamiento de las aguas del Silala”, indicó.

El gobernador de Potosí, Juan Carlos Cejas, afirmó que "la prueba contundente” es la inscripción que existe en Derechos Reales de Potosí, bajo la partida número 3, folio 3, vuelta del libro primero de Propiedades, Porko del 3 de febrero de 1908. 

"En la parte principal del documento dice: Chile solicita le conceda el uso de las aguas, vertientes en la provincia Sud Lípez próximo a la frontera existente y forma los manantiales del Silala”, indicó Cejas y agregó que con este documento  Chile reconoce que las vertientes son 100% bolivianas, más aún cuando en ninguna parte del documento se  lee que el Silala  es un río internacional, como asegura La Moneda.

A ese documento se suma la escritura de concesión y adjudicación que fue suscrita el 28 de octubre de  1908.  En la cabecera del documento se lee: "Testimonio N 48/1908, escritura de concesión y consiguientemente adjudicación del uso de las aguas que forman unas vertientes, denominadas ‘Siloli’”, suscrito entre la Prefectura de Potosí y la Compañía The Antofagasta (Chili) & Bolivia Railway Company Ltd (FCAB)”.

La empresa, en ese entonces,  explicó a la Prefectura de Potosí que necesitaba de esas aguas para la alimentación de las máquinas del ferrocarril, debido a que usaban aguas impropias que destruían sus calderos en poco tiempo. Ese hecho demuestra la canalización y obras civiles que realizó Chile para el acopio de las aguas.

 En ese sentido, el gobernador Cejas adelantó que "se va a presentar fotografías, informes técnicos de cómo canalizó Chile las aguas del Silala. Chile en su momento  concedió a la empresa para que utilice el agua y ésta es una prueba de como ha ido usufructuando este recurso  natural que es de los bolivianos”.

 

 

Los  documentos
  • Pago  La protocolización del documento de concesión y adjudicación de las aguas del Silala  tuvo un costo de 40 centavos en timbres. Bolivia pagó 30 centavos y la Compañía The Antofagasta (Chili) & Bolivia Railway Company Ltd (FCAB) apenas 10 centavos, según el autor del libro Potosí Ille Fatum, Mario Caro Martínez.
  • Demanda  Chile inició una demanda por las aguas del Silala contra Bolivia en La Haya.
Punto de vista
 Henry oporto  Investigador 

 Bolivia no debe polemizar 

Es una de las muchas polémicas que están sosteniendo las autoridades bolivianas y chilenas, cada cual defendiendo un punto de vista determinado. 

 Considero que muy difícilmente se puede determinar cuál de las posiciones es la correcta, quién tiene la razón en esta controversia, si solamente remitimos esta polémica a través de los medios de comunicación.

 Lo más aconsejable para el interés de ambos países, y sobre todo para la búsqueda de una solución que esté a favor de los bolivianos, es esperar que se desarrolle el proceso que está planteado en la Corte Internacional de Justicia de La Haya. Allá hay un proceso jurídico internacional  y es allí donde deben defender los argumentos, tanto Bolivia como Chile.

   No ganamos mucho manteniendo este tipo de polémicas y confrontación verbal, lo que se debe realizar es mantener la tranquilidad y dejar que la Corte se pronuncie. Bolivia debe concentrar todo su esfuerzo  en demostrar  de que el Silala es un manantial y no dar lugar a las versiones de Chile.

 

53
3

También te puede interesar: