La Paz, Bolivia

Sábado 23 de Septiembre | 17:35 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Rafael Puente
Vamos a andar

Respuesta un poco atrasada a Carlos Mesa

Respuesta un poco atrasada a Carlos Mesa
Ha pasado más de una semana desde que Carlos Mesa provocó la indignación de algunos gobernantes con sus atrevidas declaraciones acerca de lo mucho que Evo le debe a Goni, concretamente en lo que se refiere a la construcción del Estado Plurinacional. Personalmente, creo que antes que enojarse hay que analizar y responder lo más objetivamente posible. Porque Carlos Mesa no deja de ser un excelente miembro del equipo que conformó el Presidente para el tema marítimo -ahí está en su lugar-, pero eso no quita que siga siendo un convencido neo-liberal, y esa convicción lo inhabilita para comprender a fondo lo que es el Estado Plurinacional, y esto vale la pena reflexionarlo.

Los elementos que según Mesa constituyen aportes de Goni para la construcción del nuevo Estado serían la Participación Popular, las políticas hidrocarburíferas (concretamente el IDH), la Reforma Educativa y la creación de las TCO  y del INRA. Repasemos los tres temas.

La Participación Popular fue un invento interesante (con el que Goni acalló los movimientos anti-centralistas) y cuya mayor novedad fue el fortalecimiento de los municipios rurales y, por tanto, una innegable dinamización económica de los mismos. Pero esto no tiene nada que ver con el Estado Plurinacional ya que los municipios -sujeto principal de la Participación Popular- son esencialmente coloniales.

De hecho, dicha ley fue profundamente colonizadora: convirtió a los viejos sindicatos agrarios en OTB (con lo que desvinculó parcialmente a las comunidades indígenas de sus organizaciones matrices) y los incorporó a la dinámica de la política municipal, incluida la penetración en el área rural de los partidos -otro sujeto totalmente colonial-, con la práctica tramposa del voto universal y de las mañuderías del poder.

Recordemos a aquella concejala aymara de Ayo Ayo que, tras el asesinato del alcalde, afirmó que esas cosas tenían su origen en la Participación Popular, que antes de ella no ocurrían y que, concretamente, ese asesinato se había debido a una pelea entre ADN y UCS… Dicha innovación sirvió también para iniciar a los y las indígenas en la práctica igualmente colonial de la corrupción. Por tanto, lo que Evo le debe a Goni es la preparación de las degeneraciones que estamos viviendo en el Estado Plurinacional, no otra cosa.

De paso la Participación Popular desvinculó a las comunidades -y a la ciudadanía toda- de la vida económica nacional (80% de la economía) para concentrarla en la municipal (20%), otro factor que no tiene nada que ver con el Estado Plurinacional. Y, para colmo, armó los comités de vigilancia, que en el 98% de los casos no vigilaron nada y hoy día se han convertido  en instancias de control social, desvirtuando de antemano el valor de ese tema en el nuevo Estado (y en la nueva Constitución Plurinacional).

De la política hidrocarburífera más vale no hablar, porque si algo es evidente es que constituyó el mayor crimen del gobierno de Goni (haber regalado nuestros recursos a las transnacionales) y donde el IDH no cambia nada.

No es de extrañar que Carlos Mesa no entienda el tema, si recordamos cómo, siendo Presidente, se opuso a la promulgación de la nueva Ley de Hidrocarburos (elaborada por el MAS, ahí el mayor mérito político de Santos Ramírez).

La Reforma Educativa sí tenía un enfoque interesante, pero al haber sido importada de afuera, sin la más mínima participación social, nunca llegó a ser asimilada.

Lo de las TCO (y la Función Económica Social) sí se podría considerar que fue un avance, si no fuera el manejo doloso que se hizo del INRA y de toda la problemática de tierras, bajo el control de un palo blanco de los terratenientes y convalidando todas las trampas de éstos.

Es decir que lo que Evo le debe a Goni en este campo es también haber preparado el terreno para la actual degeneración del INRA y para la deprimente gestión de Nemesia Achacollo.

Por tanto, el problema no es que Carlos Mesa haga uso de su derecho a opinar y no se deje embargar el pensamiento. El problema es que desde su mentalidad neo-liberal (que lo llevó a tener que renunciar a la Presidencia) es muy difícil que entienda lo que debería ser un Estado Plurinacional...

Rafael Puente es miembro del Colectivo Urbano por el Cambio (CUECA) de Cochabamba.
14
43
Comentarios

También te puede interesar: