La Paz, Bolivia

Miércoles 18 de Enero | 16:15 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
La curva recta

Relanzando una noticia incómoda

Relanzando una noticia incómoda
La gente del Gobierno ha querido desenmascarar a un grupo de periodistas que -según ellos- hubiera inventado una enorme patraña respecto a la vida privada,  al concepto de paternidad de Su Excelencia, a la ligereza con que se hacen contratos directos entre el Estado y una gran empresa china, y  a la astucia de una mujer ligada al poder que hasta usó el empolvado despacho de la Primera Dama para hacer tráfico de influencias o cosas peores.

En la vida pública de un país normal, el que un Presidente tenga un hijo en circunstancias extrañas, que se oculte la existencia de ese niño, que no se sepa a ciencia cierta si murió o no, que no haya una tumba y un certificado de defunción del mismo, puede llenar de zozobra a los electores, y por eso los partidos políticos antagónicos,  es muy posible, que no sólo traten de sacar ventaja, sino de que lo hagan. Cualquier debilidad de carácter de una figura política será siempre aprovechada por su contrincante y eso no es algo necesariamente malo, es un mecanismo que exige estándares de comportamiento y estándares éticos altos a los representantes del pueblo.

Cuando ya casi todo el mundo se había olvidado del affaire de la jovencita de entonces con el recién elegido Presidente de Bolivia, con dineros del Estado, el Gobierno ha sacado al aire un documental que no aclara nada, que no tiene el valor periodístico real de buscar la verdad; sino que, simplemente, se presenta como un arma, como un misil,  dentro de la lucha por conservar el poder en el que está empeñada la cúpula del MAS.

Lo que convierte el reportaje en cuestión en un material que simplemente no puede ser tomado en serio. Es simplemente su origen: una investigación contratada por la parte afectada y ejecutada por alguien comprometido hasta el tuétano con el llamado proceso de cambio y sus actores.

Para entender esto fuera de las pasiones políticas, podríamos imaginar un reportaje sobre el triste caso de Andrea Aramayo, si este fuera pagado por la madre de la joven y ejecutado por -digamos - Mujeres Creando, que simplemente no sería creíble porque la imparcialidad del investigador estaría seriamente comprometida. Lo mismo sería obviamente a la inversa, si es que la familia Kuschner pagara una investigación periodística al respecto.

El reportaje sobre el canallamente llamado Cártel de la Mentira está contaminado. De principio tiene, podemos decir, un pecado original, eso sin incursionar en el contenido del mismo.

Y llama la atención que venga de quienes deberían estar interesados en superar este episodio tan bochornoso para el Presidente, y es que más allá de las magnificaciones que hubiera podido hacer cierta prensa, el comportamiento de Su Excelencia no es para aplaudir: tener una extraña relación con una chica de 20 años, embarazarla y desentenderse, al extremo de no llegar a conocer a su hijo, pero mandarlo inscribir y luego no darse por enterado de la muerte del mismo, no pintan a un hombre de gran estatura moral, ni de gran madurez emotiva. Tener un Estado que hace millonarios contratos directos con una empresa y que tiene como alta funcionaria a la joven de marras compromete, quieran o no, a la figura del Primer Mandatario.

Lo interesante es que el lanzamiento de ese reportaje vuelve a poner en vigencia el tema e invita a los periodistas a retomarlo. Algo que de seguro no va a ayudar a la imagen del ilegal precandidato del MAS. Uno se pregunta cuál fue el razonamiento que llevó a la gente del Gobierno a hacer algo que puede rebotarles desagradablemente. En las redes sociales se ha visto que no ha habido una receptividad positiva del producto.  Posiblemente la respuesta sea que en realidad se trata de una pieza de propaganda que está dirigida exclusivamente a la propia grey,  que necesita un ritual a la inversa del chivo expiatorio, que necesita librar a su cordero mayor de cualquier pecado.

Agustín Echalar Ascarrunz es operador de turismo.
304
18

También te puede interesar: