La Paz, Bolivia

Lunes 16 de Enero | 06:49 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Andres Gomez Vela
Tinku verbal

Paquito te educa, no, Paquito te abusa

Paquito te educa, no, Paquito te abusa
Hola, Paquito, te conocí a principios del 90, en la cobertura periodística. Me acordé de vos el día (1/11/2016) que dos de tus camaradas, el capitán Marco Antonio Torrico y el coronel Jorge Pérez, hicieron noticia al detener sin causa alguna y "reflexionar” sin alma alguna, respectivamente, a dos periodistas de Página Siete, Álvaro Valero y Sergio Mendoza.

Cuando me enteré del hecho recordé a Jorge Luis Borges que escribió, en El Hacedor, que al destino le agradan las repeticiones, las variantes, las simetrías. Yo agregaría: también le agradan las ironías y las paradojas. Y te digo por qué. 
 
¿No recuerdas? Sergio Mendoza escribió en abril del año pasado una cariñosa historia sobre vos. Gracias a esa simpática nota me enteré que naciste entre el 20 y 26 de febrero de 1986. Dos cadetes te crearon para representar a la Academia Nacional de Policía (Anapol) en sus bodas de oro. Tu primer nombre fue Anapolito. 
 
Sergio creyó y enalteció, aquella vez, tu concienzuda campaña "Paquito te educa, Paquito te enseña”. Un año después probó en carne propia que "Paquito te abusa, Paquito te golpea, Paquito te arresta y te discrimina”.
 
No estoy diciendo que agradezcas a Sergio por la historia, sino que veas que la vida pone las cartas y el destino las juega (esta vez, a través de dos policías algo zafios y palurdos). Deberías reflexionarlos, pues, por culpa de ellos la mayoría considera incluso a los buenos policías como una caterva.   
 
Paquito, no entiendo ¿por qué algunos de tus camaradas creen que son la ley andando? ¿Vieron la película Yo soy la ley? ¿Creen de verdad que el uniforme irradia autoridad? Ahora le doy la razón a Facundo Cabral que, en uno de sus soliloquios, dijo: "Habría que acabar con los uniformes que le dan autoridad a cualquiera; ¿qué es un general desnudo?”.
 
Cabral identificó a Torrico muchos años antes que éste sea capitán y crea que el uniforme le da "autoridad” para mentir como ese día, cuando dijo que la audiencia de medidas cautelares era reservada, el juez lo desmintió. Lo deprimente sucedió cuando el Ministerio de Gobierno quiso, con maliciosa imaginación, convertir la mentira en verdad y a las víctimas en agresores.
 
Para colgar el cuadro surrealista entró en escena el coronel que dijo tres sentencias alejadas de la humanidad. Primera: "Si quieres ser gran hombre, la identidad está en la ropa, en la forma de vestirse (…). La forma en cómo eres tú, de vestirte, de hablar, lo dice todo”.  
 
Paquito, busca en tu memoria; los primeros días de la Asamblea Constituyente no dejaron hospedarse en un hotel de Sucre a una asambleísta indígena, precisamente por su forma de vestir. Por ahí vino luego el vivir bien, que el coronel lo repitió el día de Todos Santos, pero nunca lo entendió.  
 
Segunda sentencia: pidió obediencia al uniforme porque ésta "es básica para tener una salud mental”. Paquito, la desobediencia es la mejor respuesta a las órdenes violatorias de derechos o estúpidas, lo contrario es ausencia de inteligencia. 
 
Tercera sentencia: "Pérez manifestó que si él quisiera, hubiera arrestado a todos los periodistas que acompañaban a los dos afectados”. ¿No se enteró el coronel que hace 227 años gobiernan las leyes y ya no los hombres? Es un peligro uniformado. 
 
Paquito, los periodistas se salvaron de estos policías porque denunciaron la arbitrariedad por todos los medios posibles. ¡Imagina lo que éstos hacen o harían con personas "mal vestidas” y sin medios! Los policías se forman para garantizar los derechos de la gente y no para violarlos. ¿En qué momento se deformaron algunos?
 
Por favor, reorienta tu campaña "Paquito te enseña, Paquito te educa” a tus propios camaradas. Reflexionen juntos sobre este pensamiento del gran Albert Einstein: "Dar ejemplo no es la principal manera de influir sobre los demás, es la única manera”. Entonces, la gente que los ve hoy con desconfianza dirá que entre los policías hay más cosas que admirar que despreciar. 
 
Paquito, saludos a la familia policial. Andrés.  
 
Andrés Gómez Vela es periodista.
181
5

También te puede interesar: