La Paz, Bolivia

Lunes 16 de Octubre | 22:02 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Sobre nombramientos ilegales y juicios (y Héctor)

Sobre nombramientos ilegales y juicios (y Héctor)
Este fin de semana quería escribir sobre un tema ligth” para que mis orejas no ardan como casi cada domingo, pero me provocan y me jalan la lengua, mejor dicho, me tientan a teclear lo que no gusta a algunos amigos del poder, como sucedió el viernes, cuando escuché por una radio al ministro de Justicia, Héctor Arce, declarar que los exdiplomáticos Pablo Solón Romero y Rafael Archondo Quiroga cometieron delitos. 
 
¿Cuáles? Para fines de este artículo sólo mencionaré dos: nombramientos ilegales y anticipación y prolongación de funciones. ¡Miren cómo es el destino! A veces, viene en forma de paradoja y otras veces, de ironía. 
 
Un amigo abogado, que también escuchó al Ministro de Justicia, activó en mi mente un recuerdo de filosas puntas sobre el paso de Arce por la Procuraduría del Estado, cargo en el que fue nombrado por el presidente Evo Morales, el 18 de marzo de 2014.
 
El nombramiento se realizó en el marco del artículo 230. II de la Constitución Política del Estado, que señala: "la designación de la procuradora o el procurador general del Estado corresponderá a la Presidenta o el Presidente del Estado. La persona designada debe cumplir con los requisitos exigidos para la magistratura del Tribunal Supremo de Justicia”. 
 
Por favor, lee de nuevo lo subrayado. ¿Listo? ¿Cuáles son los requisitos exigidos para la magistratura del Tribunal Supremo de Justicia? Vamos al artículo 182 de la misma Constitución, que tiene siete parágrafos, pero el que nos interesa es el IV, que dice: "las magistradas y magistrados no podrán pertenecer a organizaciones políticas”. 
 
Mutatis mutandis -decía mi profesor de Derecho Romano- el procurador no puede pertenecer a una organización política. Y Héctor sí pertenecía cuando fue nombrado (y pertenece) a un partido político. Es militante conocido del Movimiento al Socialismo (MAS), en esa condición fue elegido diputado en 2009, cinco años antes de ocupar la Procuraduría. 
 
Producidos así los hechos, el presidente Evo Morales cometió (se presume su inocencia) el delito de "nombramientos ilegales”, estipulado en el artículo 157 del Código Penal en los siguientes términos: "Será sancionado con multa de treinta a cien días el funcionario público que propusiere en terna o nombrare para un cargo público a persona que no reuniere las condiciones legales para su desempeño”.
 
Destino paradójico. El "Jefazo” cometió (aparentemente) el mismo supuesto delito del que Arce acusa a Solón. ¿Presentará el Ministro de Justicia una querella contra el Presidente? (No te rías de mi ingenuidad por favor; aún no perdí la fe en el ser humano, así tenga en mi frente "socialistas nihilistas” como los definiría Nietzsche). 
 
Destino irónico que pone a Héctor en los zapatos de Rafael y me empuja, por un momento (sólo por momento), a razonar como masista para forzar la aplicación del artículo 163 del Código Penal, que tipifica el delito de Anticipación o Prolongación de Funciones: "El que ejerciere funciones públicas (…) sin haber llenado los requisitos exigidos por ley, será sancionado con prestación de trabajo de dos a seis meses”.
 
Arce no llenó un requisito, ¿se procesará así mismo? No pongas esa cara, recuerda que no perdí la fe en el ser humano, más aún en un militante cristiano, "formado bajo la guía y sabiduría de la Compañía de Jesús” (como Héctor se definió en una carta pública al cura Pérez) y que sorteó "desde muy joven las vicisitudes de la vida siempre apoyado en” su "fe y confianza en Dios nuestro Señor”.
 
Y el Señor dijo (San Mateo, 7,1-5): "No juzguen, para no ser juzgados. Porque con el criterio con que ustedes juzguen se los juzgará, y la medida con que midan se usará para ustedes.  ¿Por qué te fijas en la paja que está en el ojo de tu hermano y no adviertes la viga que está en el tuyo? ¿Cómo puedes decirle a tu hermano: ‘Deja que te saque la paja de tu ojo’, si hay una viga en el tuyo? Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la paja del ojo de tu hermano”. Palabra del Señor.
 
Ya me están ardiendo mis orejas… mejor me pongo a tocar mi charango. 

Andrés Gómez Vela es periodista.
373
18

También te puede interesar: