La Paz, Bolivia

Sábado 29 de Abril | 01:29 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Editorial

Nuevamente la paz se aleja de Alepo

Nuevamente la paz se aleja de Alepo
Tras seis años de conflicto en Alepo, la ciudad siria más populosa antes del inicio de la guerra civil, el Ejército de ese país ha logrado tomar el control de la misma. Durante los últimos años, Alepo estuvo dividida en zonas que apoyaban a los rebeldes y otras al Gobierno sirio, que encabeza el dictador Bashar al Assad, y ha sido escenario de cruentos combates, con miles de muertos, heridos y desplazados, en el marco de una guerra civil siria que ha ocasionado, según algunas estimaciones, medio millón de pérdidas humanas.

En semanas recientes, sin embargo, la situación varió notablemente debido a los bombardeos de la aviación rusa contra los objetivos rebeldes, fortaleciendo así la posición de militares sirios y sus aliados. Y tras un largo periodo de indefinición, finalmente el mayor reducto rebelde ha caído en manos de fuerzas gubernamentales. Alepo está ubicada en el norte de Siria, cerca de la frontera con Turquía.

La población civil y los rebeldes, que Siria y otras naciones, como Irán y Rusia, llaman "terroristas”, estaban en riesgo de ser aniquilados con el inminente control del Ejército. Gracias a un acuerdo asumido por el Consejo de Seguridad de las NNUU, observadores enviados por esa organización supervisarán la evacuación de todos ellos, que serán enviados en buses especiales a zonas rurales todavía controladas por rebeldes o a Idlib, la última localidad que le resta tomar a las fuerzas gubernamentales.

La población civil ha enfrentado en los últimos días un desastre humanitario, con muertes, ausencia de alimentos y medicinas y cientos de personas durmiendo a la intemperie desafiando durante las noches temperaturas bajo cero. Un grupo de 47 huérfanos, atrapados en un sótano, captó el interés de los medios internacionales en los últimos días. Afortunadamente los niños y jóvenes están entre los que han sido evacuados. 

Si los desalojados permanecen en Idlib, lo más probable es que en las próximas semanas enfrenten nuevamente los bombardeos rusos y sirios, que esperan eliminar ese último bastión de resistencia. Pero tampoco tienen mucho a donde ir. El Gobierno los considera enemigos, tanto a civiles como a rebeldes, lo que los coloca en una situación de extremo riesgo.

Mientras tanto, y no es poco, estarán bajo resguardo de las Naciones Unidas.

Se cree que Al Assad logrará tomar Idlib en breve y, con ello, la guerra civil habrá llegado prácticamente a su fin. Pero no se habrán superado la violencia, la muerte y la persecución. Con Al Assad en el poder, la brutalidad y la persecución de las fuerzas opositoras seguirán vigentes.
5
25

También te puede interesar: