La Paz, Bolivia

Martes 23 de Mayo | 03:05 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Editorial

Posible alto el fuego en Siria

Posible alto el fuego en Siria
La transición política norteamericana y la renuencia del presidente saliente Barack Obama a acrecentar las acciones militares de su gobierno han puesto a EEUU en una posición de debilidad frente a Rusia, que se ha convertido en el actor clave en la resolución, todavía parcial y frágil, de la guerra civil en Siria.

Rusia, mediante sus bombardeos a las posiciones rebeldes en Alepo, logró debilitar a los insurgentes y, de manera más o menos imprevista, éstos perdieron su fortaleza y terminaron aceptando ser evacuados a zonas cercanas y en especial a Idlib, otra ciudad siria del norte de ese país, cercana a Turquía. 

De no haberse logrado aquello es posible que el victorioso Ejército sirio hubiera aniquilado a los rebeldes, que el régimen llama, con cierta razón, "terroristas”.

Tras la caída de Alepo y la clara debilidad de los grupos armados, Rusia y Turquía anunciaron un alto el fuego a fines de diciembre, el primero relativamente exitoso y amplio en casi seis años de brutal guerra civil, que ha terminado con la vida de cientos de miles de hombres, mujeres y niños sirios.

Además, para enero, está previsto que se realicen en Astaná, capital de Kazajistán, unas rondas de negociaciones entre representantes del gobierno sirio de Bashar Al Assad y algunos frentes rebeldes, los que se consideran "moderados”, las primeras sesiones en las que los bandos se verán las caras. Los encuentros han sido patrocinados por los gobiernos de Rusia, Turquía e Irán, que se han colocado en el centro de la política internacional y han demostrado que sus métodos son más eficientes que los de EEUU, las Naciones Unidas y la Unión Europea.

De hecho, será notoria la ausencia de representantes estadounidenses en las rondas de negociaciones de Kazajistán. Los delegados de importantes facciones rebeldes sirias han anunciado que sí asistirán a las conversaciones, a las que no han sido llamados, obviamente, los cabecillas del Estado  Islámico.

Sea como sea, la situación en Oriente Medio se ha estabilizado en algo con la mayor solidez que muestra el Gobierno sirio y el fin de la guerra civil podría estar en un horizonte relativamente cercano; aunque un cambio de rumbo en la frágil paz  no está descartado.

Ésa puede ser, sin embargo, la única coincidencia firme de los tres, junto a la idea de mantener en el poder, aunque sea por un tiempo, al presidente Al Assad, y luego darle la posibilidad de exiliarse en algún país que le ofrezca seguridad, que podría ser Irán. 

En muchos otros temas las divergencias son evidentes. Como sea, que se haya producido un alto el fuego, aunque frágil, es algo positivo. La guerra siria es lo más cercano a un holocausto en estos tiempos.

18
1

También te puede interesar: