La Paz, Bolivia

Martes 24 de Octubre | 03:47 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Editorial

Siria y los intereses geopolíticos

Siria y los intereses geopolíticos
Es difícil de entender la enredada maraña de intereses, actores, causas y culpables que hacen parte del conflicto sirio; sin embargo, son pocos quienes no han visto alguna de las lacerantes imágenes que, cada cierto tiempo, inundan medios y redes sociales mostrando el drama al que está expuesta la población civil de esa nación. 

Siria es un hermoso país de Medio Oriente, que está sumido desde 2011 en una guerra civil que ha cobrado millones de víctimas y ha expulsado de su territorio a contingentes de personas en busca de refugio en países vecinos y en Europa. Se habla de más de cinco millones de refugiados.

El ejército sirio, comandado por su presidente Bashar al-Asad, y sus aliados combaten a un conjunto de grupos rebeldes aliados a yihadistas sirios y extranjeros.

Bashar al Asad, que se rehúsa a dejar el poder, pretende derrotar a los extremistas y "reconquistar” Siria, mientras que los rebeldes buscan derrocar al clan Asad, en el poder desde hace más de medio siglo. 

El país está fragmentado, pero tanto el régimen como los rebeldes intentan sobre todo apoderarse de Alepo (al norte del país), que es la segunda ciudad del país y que solía ser su centro económico y comercial.

Pero, el conflicto no sólo se vive en territorio sirio: más allá de sus fronteras el país   ha venido a ser el nuevo escenario de intereses geopolíticos que, a tono con el abigarrado conflicto que lo tiene devastado y dividido, muestra también varias facetas. 

Están países como Rusia,  que apoyan a  Bashar al-Asad, y quienes como EEUU y algunas naciones europeas   exigen la salida del mandatario. 

Están quienes buscan principalmente combatir a los grupos rebeldes -especialmente al Estado Islámico-, y  quienes supuestamente alientan su presencia. 

En medio de ello, la Organización de  Naciones Unidas (ONU)  tiene en este conflicto uno  de sus mayores problemas, precisamente por la dificultad de adoptar una decisión concertada. 

Aunque  desde su seno se ha promovido un proceso de paz, éste ha fracasado reiteradamente, y la entidad  ha sido criticada  por  su falta de determinación para defender a la población civil. 

Después de varios ataques que han hecho alejarse una y otra vez la posibilidad de una tregua, el pasado martes se produjo una de las más violentas agresiones cuando cerca de 100  personas (especialmente niños) murieron tras un bombardeo aéreo con supuestas armas químicas. La masacre -operada por fuerzas leales al Gobierno- ha alentado la indignación mundial. 

Ante ello, el Consejo de Seguridad de la ONU anunció que se reuniría para analizar lo ocurrido, pero el presidente de EEUU, Donald Trump, y sus asesores de seguridad -que habían amenazado a la ONU de actuar si ésta no lo hacía- se adelantaron y decidieron tomar la justicia por  mano propia  bombardeando una base aérea de ese país.  A pesar de las advertencias rusas sobre "las consecuencias negativas de una acción militar unilateral”, EEUU adujo que ante el cortocircuito que tiene  a la ONU con un consejo de seguridad bloqueado por diferentes y encontradas posiciones geopolíticas con capacidad de veto, no se quedarían de brazos cruzados. "¿Cuántos niños han de morir para que Rusia se haga cargo?”, dijo la embajadora de EEUU ante la ONU, Nikky Haley, al defender el ataque norteamericano.

Aunque  llovieron críticas, esta es considerada la primera gran batalla ganada por Donald Trump.
 
 El discurso de no permitir que se siga asesinando niños y siendo tibios ante la masacre de inocentes en Siria ha calado en la opinión global que condenó repetidas veces que la comunidad internacional no sea capaz de  detener la guerra. 

Si bien algunas voces advierten que éste es el mejor pretexto encontrado por EEUU para intervenir Siria como antes hiciera con Irak y Afganistan, no falta quien da por hecho que el eclipsado papel de rector del mundo de EEUU ha vuelto para quedarse. Lo que no es posible prever es cómo estos incidentes afecten a las relaciones entre los países que se han estado disputando el poder mundial con Siria como plataforma.

128
3

También te puede interesar: