La Paz, Bolivia

Martes 27 de Junio | 20:23 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Editorial

Ecuador: resultado de la segunda vuelta

Ecuador: resultado de la segunda vuelta
Tras una tensa y agresiva campaña electoral, con denuncias mutuas y ánimo crispado, el candidato oficialista Lenín Moreno ganó la segunda vuelta de las elecciones en Ecuador, por ajustado margen, contra el opositor Guillermo Lasso.

Moreno obtuvo la mayoría de votos en las principales capitales provinciales (departamentales) como Quito, Guayaquil, Cuenca y Portoviejo. Lasso, en cambio, ganó la votación en capitales de la Sierra Centro, sur del país y la Amazonia, entre ellas Ambato, Guaranda, Riobamba, Loja, Orellana y Morona. El resultado, según el Consejo Nacional Electoral, fue de 51,1% a 48,9% a favor del primero.

Lasso ha denunciado fraude electoral y ha pedido un recuento de votos, pero en general su posición es vista como débil en el resto del continente. Diversos presidentes de la región han reconocido el triunfo de su adversario.

Esta victoria del correísmo detiene, por lo menos temporalmente, la percepción de que una ola de candidatos moderados o de derecha se estaba haciendo cargo de gobiernos en la región y que los regímenes estatistas y autoritarios estaban condenados a la desaparición. De hecho, los dos presidentes de derecha recientemente instalados en Sudamérica, Mauricio Macri y Michel Temer, enfrentan serios problemas, como creciente impopularidad, acusaciones de irregularidades y recesión económica. El brasileño podría incluso ser destituido mediante un juicio.

En Ecuador, el oficialismo actuó con inteligencia. Al ver que su líder, Rafael Correa, no podía ganar una elección, recurrió a la figura más moderada del sector, precisamente Moreno. Éste, que debe usar una silla de ruedas desde hace años tras haber sido herido de bala durante un atraco, tiene un estilo amable y cordial, que al final convenció a sus conciudadanos. Lasso, por el contrario, fue visto como más extremista que Moreno, quien apareció como centrista.

Junto con ello, como es usual en Ecuador y en otros países del mismo corte autoritario, el Estado desarrolló una campaña demoledora contra Lasso. 

El uso de enormes recursos y el control de los medios estuvieron del lado del Gobierno, que organizó una guerra sucia contra el postulante de la oposición, a quien caricaturizó como un insensible empresario que daría fin con los avances sociales que han beneficiado a parte de los ecuatorianos en la última década.

Con todo, y aunque se benefició durante años de precios de materias primas extraordinariamente altos, no deja de ser un triunfo importante para la actual administración que, 10 años después de iniciada, pudiera reproducirse en el poder.

El nuevo Presidente tendrá la tarea de reconciliar a su país, polarizado y dividido por las políticas intolerantes del mandatario saliente, que ha tensionado a su sociedad como una manera de lograr beneficios políticos. Además, el Gobierno enfrentará problemas serios, sobre todo en el campo económico, debido a la baja de las materias primas que exporta. 

Finalmente, existe una gran demanda de resolver las numerosas acusaciones de corrupción contra el entorno de Correa, que incluyen a uno de sus aliados importantes, Jorge Glas, que fue electo vicepresidente de Moreno.

Otro de los obvios desafíos del nuevo mandatario será justamente lidiar con Correa, un dirigente político que mantiene popularidad y cientos de aliados en el Ejecutivo. Analistas de ese país temen que Correa desee convertirse en el poder real detrás de la que podría ser una débil presidencia de Moreno. Lo haría a través de la relación privilegiada que mantiene con Glas.

Correa ha anunciado que se irá a vivir a Bélgica, de donde es su esposa, y que no desarrollará tareas de política activa, aunque ello es probable solo en una primera etapa. Es posible que en el mediano plazo reaparezca para analizar una posible candidatura para el siguiente periodo. 

No se puede descartar, de todas maneras, que Moreno desee también la reelección y es allí donde es posible que exista un choque entre ambos líderes.

10
81

También te puede interesar: