La Paz, Bolivia

Sábado 27 de Mayo | 07:51 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Editorial

“Obligados ” a aumentar sus dietas

“Obligados ” a aumentar sus dietas
Hoy nadie puede decir que los legisladores  incumplen la ley. En las últimas horas han dado una demostración de su apego a la norma al poner en práctica, al pie de la letra, el incremento salarial del 7% dispuesto en el decreto 3161 del 1 de mayo.

Con esta decisión, los asambleístas se han aumentado sus dietas en 1.403 bolivianos, llegando a ganar, a partir de este año, un total de 21.454 bolivianos. Sin embargo, y solo por este mes de mayo, recibirán un total de 26.966 porque a su sueldo se sumará el retroactivo de  5.512 bolivianos.

Esta decisión va a contramano de la realidad porque los ingresos públicos han caído significativamente por la reducción del valor y el volumen de las exportaciones de gas. 

Considerando esa vulnerabilidad económica, el mismo decreto estableció algunas salvedades.
 
Por ejemplo, dispuso que las entidades territoriales autónomas y sus respectivas instituciones desconcentradas y descentralizadas, además de las universidades públicas, aplicarán el aumento salarial "de acuerdo a su disponibilidad y sostenibilidad financiera”.

Eso quiere decir que tienen la posibilidad de no aumentar el salario a sus trabajadores o de hacerlo por debajo del 7%. De hecho, los empresarios protestaron porque este artículo no les alcanza a ellos, los que están obligados a incrementar el 7% y ni una décima menos.

En primera instancia, llama la atención que el Órgano Legislativo y el Ejecutivo central no hayan sido incluidos en las salvedades, lo que podría llevar a entender que en esos niveles sigue existiendo bonanza económica y que la caída de ingresos sólo golpea a las gobernaciones, municipios y universidades.

Sin embargo, existe un segundo decreto, el 3162, que regula el aumento salarial para el sector público, en el que se establece el incremento del Presidente, que ahora gana 22.987 bolivianos y del vicepresidente, que percibe con el aumento 21.710 bolivianos.

El citado decreto, además, aprueba el incremento salarial de "hasta” el 7% para los ministerios, órganos Legislativo, Electoral y Judicial. Eso quiere decir que los asambleístas no estaban "obligados” a aumentarse el sueldo, como falsamente justificaron, sino que tenían la posibilidad de incrementar menos del 7%.

Además de los dos decretos, existe un reglamento, en el que se establece que  en el sector privado no existe la obligatoriedad de aumentar el sueldo a directivos, gerentes, subdirectores y cargos equivalentes.  Haciendo una extrapolación al sector público, los diputados, ministros, magistrados y vocales electorales, que ostentan cargos jerárquicos, podrían rechazar el aumento salarial para preservar los recursos públicos en bien de todos los bolivianos.

El espíritu de este artículo es que quienes ganan más, no reciban el aumento salarial, algo que se aplica en la mayoría de las empresas privadas. Y, en el sector público, quienes ganan son el Presidente, el vicepresidente, los ministros, asambleístas,  legisladores, magistrados, entre otros.
 
 Entonces, por lógica ellos debieran renunciar al beneficio.  Pero  no lo hicieron el Presidente ni el vicepresidente y menos se puede esperar que los legisladores lo hagan.

Con medidas como ésta la clase política, que ya está venida a menos desde los vilipendiados tiempos neoliberales, sigue dando motivos para la impopularidad.

A contramano, el 80% de los trabajadores son informales, no recibirán aumento salarial, muchos no ganan ni el mínimo nacional y tampoco tienen beneficios sociales.  Sin ir muy lejos, la Asamblea Legislativa está abarrotada de trabajadores a contrato que no recibirán incremento. Y, a no dudarlo, ganan muchísimo menos que sus jefes.

Entre los argumentos para justificar la nueva dieta está el  del senador masista Ciro Zabala, quien dijo que el decreto del 7% ha sido hecho para cumplirse. "No sé si ustedes creen que nos rascamos”, agregó. Buena pregunta para una futura fiscalización a su labor. 

Así las cosas, aumentar la dieta parlamentaria  poco inteligente, pero esto, a estas alturas,  no parece importarles a los "padres de la patria”.
 


106
14

También te puede interesar: