La Paz, Bolivia

Miércoles 23 de Agosto | 04:05 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Editorial

May debilita a su gobierno

May debilita a su gobierno
El resultado electoral de Gran Bretaña confirma que la ola populista y xenófoba ha terminado en Europa. Después de las elecciones de Austria, Holanda y Francia, en las que las posiciones nacionalistas salieron derrotadas, le tocó el turno a Theresa May, la (otrora) candidata moderada del conservadurismo.

May llamó a elecciones pese a que podía haber seguido en el cargo durante dos años, pero intentó jugar a la carta nacionalista, levantó el tema antiinmigrante y alentó una "línea dura” para negociar el Brexit creyendo que ello le aumentaría su respaldo. Olvidó que el 48% de los británicos votó por mantenerse en la Unión Europea y no previó que Jeremy Corbyn, el izquierdista candidato del Partido Laborista, haría una campaña centrada en la economía y en la exasperante política conservadora de reducir los beneficios sociales y los subsidios a los diferentes servicios. La estrategia de Corbyn, que ha puesto nuevamente al Partido Laborista en la izquierda, tras años de centrismo, dio resultado y estuvo a punto de ganar la elección.

Paralelamente, los partidos nacionalistas y xenófobos, como el UKIP, fueron prácticamente barridos. Fue la venganza de los jóvenes, que ven su futuro con temor y preocupación, y de quienes votaron en contra de abandonar la UE en el referendo del año pasado.

May ha salido debilitada de las urnas. Su partido tenía mayoría en el Congreso, pero ahora se ha visto obligada a formar alianzas con otras fuerzas para poder seguir en el cargo. Algunos analistas daban por sentado que renunciaría tras provocar la derrota para su partido, pero al final se mantuvo en el cargo. De todas maneras, su coalición es débil, por lo que es posible que pierda la confianza del Parlamento en el corto o mediano plazo, lo que la forzaría a renunciar al cargo.

En Gran Bretaña muchos políticos señalaron también que la baja votación por May es el reflejo del rechazo al presidente estadounidense Donald Trump, que ella se resistió a criticar. 

Ya en Francia el hecho de que Trump apoyara a Marine Le Pen, la candidata ultranacionalista, fue contraproducente y Emanuel Macron, el actual Presidente, terminó ganando abrumadoramente dejando a medio camino a su contricante. 

 May pretendía tener mayor apoyo político interno para negociar con "mano dura” su abandono de la UE. Ha logrado lo contrario. Su gobierno  y su país  están ahora más debilitados. 

La Unión Europea tomará el hecho como un aliciente para negociar la salida de Gran Bretaña sin darle mayores concesiones. Además, la elección puso al laborista Corbyn en la antesala para vencer los futuros comicios.

 


17
1

También te puede interesar: