La Paz, Bolivia

Domingo 25 de Junio | 13:12 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Editorial

Lucha contra la excesiva burocracia

Lucha contra la excesiva burocracia
Uno de los grandes problemas de los países subdesarrollados es la burocracia. O, podríamos decir, la burocracia es uno de los factores para mantener a un país sin que avance hacia el desarrollo. 

La burocracia genera varios problemas, siendo uno de ellos la corrupción, que es usada por los exasperados ciudadanos como un mecanismo para lograr que sus trámites avancen. Pero también provoca ineficiencia y le resta productividad a un sistema o sector determinado. A veces a un país entero.  Finalmente,  también resulta en abusos  de todo tipo de parte de funcionarios respecto a usuarios.

La burocracia es un factor ineludible y crucial para el manejo de la cosa pública. Los países más desarrollados las profesionalizan y las construyen sobre la meritocracia, pero los países pobres por lo general conviven con sus rasgos más negativos.

En Bolivia, muy claramente, el amiguismo y la entrega de cargos como botín político han sido la norma. Ello ha ayudado a que el país esté entre los casos extremos de burocracia. La suma de desconfianza entre personas, más el deseo de un grupo de funcionarios de mantener cuotas de poder, además de la corrupción ya mencionada, hacen que Bolivia sea uno de los que marcha a la cola del continente en este aspecto. Varios estudios demuestran cómo  afecta  esta lacra.

Por eso, el presidente Evo Morales ha hecho bien en presentar soluciones y mejoras en 11 trámites que se realizan en cinco ministerios. En ellos se permitirá el uso del internet y la digitalización de los trámites para hacerlos de una manera más barata y rápida.

Entre las reformas que se presentan están que de ahora en adelante el registro obligatorio de empresas, dependiente del Ministerio de Trabajo, se realizará mediante la web y ya no será necesario llevar registros en papel. 

En el Ministerio de Gobierno se resolvió que se podrán realizar trámites para pagar por el carnet de identidad o la licencia de conducir usando cajeros automáticos, celular o internet. Otras nueve ideas similares, para tres ministerios, fueron presentadas por el Presidente.

La iniciativa es adecuada y debe ser aplaudida, pero es de esperar que sea amplificada. Si se considera que en cada ministerio se realizan unos 100 trámites diferentes, en las 20 carteras de Estado que existen éstos suman unos 2.000 en total. El Gobierno ha empezado por ayudar a mejorar 11 de ellos, es decir el 0,5%. No es suficiente. Como en otros países, y como se intentó en Bolivia en años anteriores, debería aprobarse el silencio administrativo. Si un funcionario estatal no responde a un trámite en un tiempo determinado, el mismo debería considerarse aprobado. Eso, obviamente, con el poder que tienen los funcionarios enquistados en el Estado jamás sucederá.

Por otra parte, la administración central es solo una parte del problema, puesto que la burocracia afecta a los gobiernos municipales y departamentales, además de a la justicia, al Ministerio Público, al servicio exterior, a la Policía, etc. Son miles de trámites en total que hacen gastar recursos y tiempo a los ciudadanos. En Bolivia la situación es tan extrema que incluso el sector privado genera trámites innecesarios a sus clientes. Es una cultura de la que es muy difícil salir.
 
Todo ello es cuantificado en otros países y explica un porcentaje importante del PIB.

Las alcaldías del país, como decimos, también generan graves problemas de burocracia. La aprobación de nuevas construcciones, por ejemplo, o autorizaciones de restaurantes y otras, tardan a veces meses y años, lo que en ciertos países de la región puede tomar días o incluso horas. Los alcaldes deben por eso enfrentar estos asuntos con responsabilidad y seriedad, empezando por reconocer que existen.

Los políticos se olvidan que sus mandantes principales son los ciudadanos. Muchas veces se legisla para resolver problemas generales o abstractos, pero no para favorecer a la base del sistema democrático, que es el ciudadano.
35
3

También te puede interesar: