La Paz, Bolivia

Martes 26 de Septiembre | 06:55 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Magistrados y jueces rumbo a China

Magistrados y jueces rumbo a China
Unos 30 magistrados y jueces de Bolivia emprendieron un viaje de dos semanas a China para capacitarse en el manejo de nuevas tecnologías en la administración de justicia. Hasta ahí, todo bien. Sin embargo, hay que poner en consideración algunos aspectos relevantes para el análisis más profundo de este tema.
 
En diciembre de  2015 otra comitiva, esa vez de magistrados del Tribunal Constitucional, viajó a China, dejando sin quórum a su institución, para participar en  un curso que nada tenía que ver con la actividad judicial. Luego del rechazo ciudadano a este viaje que más parecía de placer, los magistrados tuvieron que regresar al país antes de lo previsto.
 
En esta ocasión, los anfitriones tuvieron el cuidado de crear un curso relacionado con  la tecnología aplicada a la justicia para justificar el viaje de sus invitados.
 
Por otro lado, llama la atención que los magistrados y jueces bolivianos vayan precisamente a China a aprender de su justicia  (aunque sólo sea de sus sistemas informáticos), donde la justicia no es independiente y está al servicio del régimen. Da la casualidad que el mismo día que se conoció la noticia del viaje, el premio Nobel de la Paz, Liu Xiaobo, murió siendo un preso, víctima del régimen chino.
 
No es menos importante que los magistrados invitados son precisamente los que están de salida. En diciembre el país celebrará elecciones para nombrar a los nuevos alto cargos del Órgano Judicial.  Entonces, ¿qué sentido tiene que viajen a China a capacitarse durante dos semanas? No es el caso de los jueces, quienes permanecerán en sus cargos más allá de las elecciones judiciales.
 
Finalmente, otro aspecto que debe tomarse en cuenta es que China tiene millonarios intereses en Bolivia a través de sus compañías que ejecutan las grandes obras de infraestructura que contrata   el Gobierno. Los casos judiciales de varias de ellas, por uno y otro motivo, ya han llegado a los juzgados para su tratamiento, como es el caso de CAMC.
 
Entonces, es perfectamente coherente pensar que al Gobierno chino le interesa tener buena relación con los magistrados y jueces bolivianos y por eso no escatima gentilezas, entre ellas, los viajes al continente asiático.
 
El país entero aboga por una mejor justicia, por la digitalización de los procedimientos, por la eliminación de la corrupción y de la burocracia, pero está claro que un viaje a China, en vez de contribuir a los cambios positivos, aporta un nuevo elemento para la duda.
 
La reforma de la justicia pasa por un cambio estructural que tiene que ver con la independencia del Órgano, la asignación presupuestaria y la idoneidad, pero sobre todo, la ética de los operadores. 
 
La reforma de la justicia pasa por un cambio estructural que tiene que ver con la independencia del Órgano, la asignación presupuestaria y la idoneidad.

22
121

También te puede interesar: