La Paz, Bolivia

Domingo 24 de Septiembre | 04:36 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
editorial

Ya no habrá visita al TIPNIS

Ya no habrá visita al TIPNIS
Veloz como suele ser para lanzar desafíos, el presidente Evo Morales lanzó uno el pasado fin de semana: retó a los expresidentes a ingresar a pie y en barco al TIPNIS. "Conmigo van a entrar.
 
Vamos a entrar por río, por camino, que conozcan y vamos a hacerles hacer caquita en el monte, a ver cómo aguantan. Ahí vamos a verlos. Así se vive. Que sepan...”, dijo en un discurso .

Los expresidentes Carlos Mesa y Tuto Quiroga, cada uno por su lado, aceptaron el reto y pidieron al Mandatario fijar fecha y agenda para el recorrido. 

Consultado sobre el tema, el ministro de la Presidencia, René Martínez, sostuvo: "Lo único que podemos entender es que el Presidente invitó a expresidentes neoliberales a que conozcan el TIPNIS… Hasta aquí conocemos”, y añadió  que el viaje servirá para conocer la realidad del parque nacional.

Sin embargo, cuando todo el país esperaba que se concrete esta peculiar visita, el presidente Morales reculó. A través de su ministra de Comunicaciones, Gisela López, se desentendió de la propuesta. López aseguró que la invitación que el Presidente del Estado realizó fue hecha en el plano reflexivo. "No hay que manipular lo que el Presidente dijo, lo que dijo es que los jefes neoliberales deberían conocer el TIPNIS, no dice que los invita a entrar (…) Es en el plano reflexivo que el Presidente lo plantea”, señaló López.

Es insólita la declaración, aunque previsible. Si bien hubiese sido interesante este periplo de dignatarios de Estado, el reto presidencial iba destinado no a ser cumplido, sino a demostrar lo que es el argumento de su gobierno para arremeter con el proyecto de una carretera en esta área protegida: que los indígenas de la región viven en condiciones infrahumanas y que él sí conoce y sabe de esta situación, por lo que quiere que los "neoliberales” la experimenten en carne propia.

Primero, que aunque estamos acostumbrados, nuestro Presidente debe guardar cuidado entre lo que dice y de lo que se desdice. Imaginamos lo complicado que es para sus emisarios explicar que no dijo lo que todos escucharon que dijo. 

Lo esencial, sin embargo, es el concepto que se está manejando como principal argumento en este proyecto carretero y es la pobreza de los indígenas, sin mencionar que lo que ya se está dando y seguirá sucediendo es su sometimiento a los colonos que ya se han instalado en la región.  Es cierto que toda carretera trae movimiento y cierto progreso, pero el trazo de este proyecto no parece llevar a ese fin, por la distancia de la ruta a las comunidades verdaderamente originarias.
 
 Finalmente, aunque este punto está siendo completamente ignorado, el daño ambiental también se monetiza y será irreversible para el país. Pero, en fin, la guerra de los discursos y retos es la única que parece que se juega en estos difíciles momentos.

242
6

También te puede interesar: