La Paz, Bolivia

Domingo 24 de Septiembre | 04:32 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Violentos bloqueos en Río Abajo

Violentos bloqueos en Río Abajo
Comunarios y transportistas del municipio de Mecapaca mantuvieron durante varios días un bloqueo en la única vía de ingreso hacia Río Abajo, aislando urbanizaciones y barrios enteros, y extorsionando y abusando a los vecinos. Muchas de las verduras que consume la sede de Gobierno provienen de esa zona.
 
Los bloqueos empezaban en Mallasa y se organizaban cada varios cientos de metros. Algunos vecinos dijeron que tuvieron que pagar, en algunos casos hasta 500 bolivianos, para poder pasar los puntos de bloqueo en sus vehículos. Muchos menores no asistieron a clases entre el lunes y jueves pasados, y los adultos tuvieron muchas dificultades para asistir a sus empleos.
 
La movilización fue organizada para demandar a la Gobernación de La Paz la finalización de las obras de construcción de la carretera que une Mallasa con Mecapaca. Promontorios de tierra y huecos a ambos lados del camino hacen el transporte más lento, además de llenar de polvo a las viviendas. Los dirigentes dijeron que retomarán las acciones si no se dan resultados positivos a su reclamo.
 
La demanda, por lo tanto, es legítima. El método de protesta, el bloqueo de calles y carreteras, no lo es. Además, una marcha de los manifestantes por calles de Obrajes terminó por atacar con piedras a dos buses PumaKatari, con los pasajeros dentro. Fueron dañados los vidrios de ambos carros, que tiene un costo de 30.000 bolivianos, y tres personas resultaron contusas. Es la manera más primitiva de protestar: atacar a terceros que no tienen nada que ver con la exigencia  de los organizadores de la protesta.
 
Quienes organizaron las movilizaciones, con el apoyo de la Alcaldía de Mecapaca, son adherentes del MAS y realizan su protesta con especial violencia para presionar al gobernador opositor Félix Patzi. Pero éste tiene razón en su argumentación: los recursos de su entidad son tan bajos que no puede atender las innumerables necesidades del departamento. El bajo presupuesto del que dispone se debe a que el Gobierno central lo recortó para destinar esos fondos al programa Evo Cumple y así permitir que el presidente Evo Morales lo use en otras prioridades. Así que esos dirigentes de Mecapaca deberían empezar por exigirle al Gobierno el aumento del presupuesto departamental para esa y otras obras.
 
Los manifestantes requieren ahora que los 30 detenidos por dañar los dos buses mencionados sean liberados o de lo contrario retomarán sus medidas de presión. Ante la presión, un juez ordenó darles detención domiciliaria. Mientras tanto, los manifestantes siguen esperando que un gobierno departamental  concluya la importante carretera.
64
9

También te puede interesar: