La Paz, Bolivia

Domingo 24 de Septiembre | 04:35 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
editorial

Más feminicidios y más violentos

Más feminicidios y más violentos
En el mundo no sólo países como Bolivia están intentando encontrar respuestas al elevado nivel de violencia de género que, además de crecer exponencialmente, recurre a métodos cada vez más crueles.  Los expertos coinciden en que cada vez hay más casos de agresiones contra la mujer, que derivan en muerte y que los hechos son cada vez más perversos.
 

Entre las posibles explicaciones que escarban los especialistas está el nivel de tensión al que está sometida la persona (en este caso el agresor) o la pareja; y la estructura patriarcal que alimenta una cultura machista por excelencia.

Seguramente ambas razones son parte de las causas, pero la impotencia sigue siendo la respuesta. En 2013, cuando se aprobó en Bolivia la Ley 348 para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia, sentimos que dábamos un paso fundamental para luchar contra la violencia de género. Sin duda, lo ha sido: desde entonces, aunque con mayor lentitud de lo esperado, se han viabilizado medidas importantes como la creación de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELC-V) y se ha invertido en campañas de información y prevención; pero, por ejemplo, desde los espacios municipales los presupuestos siguen siendo exiguos y esta temática postergada, lo que deriva, entre otras cosas, en que no existan muchas casas de acogidas donde las mujeres encuentren refugio, y que las tareas de prevención sean difusas y sin  mayores resultados.

Pero, en realidad, como bien señalan los expertos, el problema es todavía más profundo y tiene que ver con una estructura patriarcal que no concibe la autonomía de la mujer en ningún ámbito y que ha naturalizado el crimen o la tortura como una forma de demostrarlo. 

Ejemplos hay todos los días. La semana pasada una mujer pidió el divorcio a su esposo y fue quemada; y una joven fue apuñalada por su expareja -de 17 años-, por celos. Pero, las historias suman y siguen, con cuadros de crueldad impensables.

La psicóloga del Servicio Plurinacional de Asistencia a la Víctima (SEPDVI) aconseja a las mujeres  separarse a tiempo, porque "por lo general lo que anda mal tiende a empeorar”… pero es un triste consuelo para las mujeres y hombres de esta sociedad, que deben encontrar formas de relacionamiento más equitativas y respetuosas. ¿Cómo hacerlo desde el Estado? Es una pregunta que aún no ha sido respondida y quizás ni siquiera reflexionada, pero que debe encontrar respuesta para que se pueda "garantizar una vida libre de violencia” para la mujer. Como la ley lo señala. 

 De otra forma nos convertiremos en simples espectadores de una realidad execrable.
42
5

También te puede interesar: