La Paz, Bolivia

Sábado 29 de Abril | 23:04 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
En la mira

Sentido común

Sentido común
 Aunque ha mejorado la distribución de agua en las zonas afectadas, la solución definitiva está aún lejos de llegar. Muchos hogares sólo acceden al líquido por unas horas y se ha generalizado -para quienes tienen los medios económicos- la instalación de tanques, bombas, dispensadores de agua mineral y otros, que permiten que la vida de los ciudadanos se desarrolle con cierta normalidad.

En medio de ello, y para bien, se han desempolvado buenos hábitos de austeridad en el uso de este vital recurso y se han empezado a desechar otras costumbres como lavar los vehículos o regar los jardines: el consenso es usar lo imprescindible para que alcance para lo importante.

Con todo, no todos los ciudadanos o sectores tienen conciencia de ello. Hace unos días, por ejemplo, el ministro de Minería, César Navarro, afirmó que restringir el uso de agua en las operaciones mineras es "atentar” contra la vida del minero. Se podría decir lo mismo de jardineros, lavadores de autos y otros, pero debemos usar el sentido común: mientras la ciudad no tenga suficiente agua para beber, cualquier otra actividad debe ser postergada.
75
0

También te puede interesar: