La Paz, Bolivia

Lunes 16 de Enero | 06:50 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
En la mira

En carne propia

En carne propia
A raíz de las reacciones adversas que ha provocado el documental El cártel de la mentira, financiado por el Ministerio de la Presidencia para (volver a) explicar el caso Zapata y cómo supuestamente cuatro periodistas y cuatro medios usaron este impasse presidencial para hacer que se pierda el referendo, algunos voceros del Gobierno han salido a reclamar por la injusta persecución de la que es objeto el documentalista Salari, autor del material audiovisual.

Lo curioso es que estos voceros han salido al frente usando precisamente los argumentos con los que también se quejan los periodistas y medios perseguidos o estigmatizados en el mismo video: "No respetan la libertad de expresión y el disenso”, "tiene derecho a expresar sus ideas” y otras consabidas frases que se han hecho frecuentes en los medios y periodistas atacados por el Gobierno.

Salari, por lo demás, ha recibido jugosas remuneraciones por su aporte y producto, cosa que no puede presumir ningún periodista de estos medios acosados y mucho menos los que pierden sus fuentes de trabajo a pedido de las autoridades.

90
1

También te puede interesar: