La Paz, Bolivia

Lunes 25 de Septiembre | 23:57 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Otras palabras

Feliz 2017: un homenaje a la amistad

Feliz 2017: un homenaje a la amistad
Retomo esta columna decidida a no soltar las esperanzas renovadas al inicio del año y desear a todas y todos un feliz año nuevo lleno de alegrías y sueños. Cada fin de año, en este momento de celebración de la vida con la familia y los amigos, lo primero que hago es buscar libros, películas, teatros y música. Disfruto, lo más que puedo, la suspensión de los problemas y las malas noticias del mundo. 

Tengo la suerte de tener una muy querida amiga de infancia que se convirtió en la mejor librera de Río de Janeiro, según sus propios pares. La busco en el primer día de mis vacaciones, primero para verla y tener la alegría de saber de su vida, confirmar si está bien y planear los siguientes encuentros. Invariablemente nos vemos en su librería, tomamos un café y después paseamos por las estantes mientras ella me guía por las novedades literarias.  

Este año, en Navidad, ella me regaló la saga Dos amigas, compuesta por tres libros: La amiga estupenda, La historia del nuevo apellido e Historia de quién huye y de quién se queda. Un fenómeno literario, traducido a diferentes idiomas y publicado en español por la Editora Lumen.
 
Los libros han estado envueltos de misterio sobre la autoría detrás del seudónimo Elena Ferrante. 

Muchos dicen que Ferrante es una mujer, napolitana, traductora, profesora y escritora. Las entrevistas que ha concedido fueron por correo electrónico. Ella justifica el anonimato para no tener que dar explicaciones, para estar libre y no sentir la presión de ser parte de un "círculo de gente que se sienten triunfadores”.

Ya estoy en el segundo libro y confieso que se ha convertido en una adicción. La tentación de seguir inmersa en la ciudad de Nápoles, a mediados del siglo pasado, y no retornar a 2017 es enorme. El libro narra la historia de una amistad femenina y todo lo que esto significa: la intensidad subjetiva, la complicidad que desafía diferencias, el cariño que desconoce las distancias a lo largo de la vida y la profunda comprensión de lo que significa ser mujer en un mundo masculino. 

Cada vez que abro el libro me transporto a la vida cotidiana de estas dos jóvenes que crecen en un barrio pobre colmado de violencias, miedos y agresiones. Calzo los zapatos de Lenu, la narradora, que reconstruye la historia de su vida con la amiga Lina desde que eran niñas. Lo hace cuando ya tiene más de 60 años, después de la desaparición de Lina con todas sus pertenencias, ropas, recuerdos, fotos y documentos. Rápidamente Lenu entendió que Lina "quería no sólo desaparecer, pero también borrar toda la vida que dejara hacia atrás”. Y Lenu simplemente no puede aceptar y decide escribir cada detalle de su historia con Lina, "todo lo que me quedó en la memoria”.

Un acto que me hace pensar en el significado mismo de la amistad femenina. Las amigas se niegan a olvidarse y son ellas las mejores narradoras de la vida de la otra. Observadoras atentas de las contradicciones mutuas, de los sentimientos más profundos, las esperanzas y las frustraciones. Son aquellas que se alegran con las conquistas o ilusiones y se consuelan en las desilusiones. El puerto seguro, la caja fuerte de las locuras más profundas, las debilidades y errores. 

El libro es, para mí, un homenaje a la amistad entre mujeres. Un amor que no puede ser ocupado por ningún otro. Aquel que no tiene sustituto, que está por encima del tiempo y del espacio, y que rompe fronteras emocionales, racionales o de cualquier otro tipo. 

Mientras leo este libro me acuerdo de cada una de las amistades que tuve la suerte de construir en el camino. Y me siento feliz al inicio de 2017. Y cuando ya no pueda posponer las malas noticias de aquí, de allá y del más allá, volveré a este sentimiento. Un regalo inolvidable de una amiga estupenda. 

Fernanda Wanderley es socióloga investigadora.
55
5

También te puede interesar: