La Paz, Bolivia

Jueves 19 de Enero | 00:21 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Fernando Salazar Paredes
Precisiones

Bolivia y los papeles de Panamá

Bolivia y los papeles de Panamá
El Gobierno ha iniciado un proceso de investigación sobre los denominados papeles de Panamá. Está preocupado porque ciudadanos o empresas bolivianas puedan estar involucrados en delitos de enriquecimiento ilícito. Inicialmente, solicitó al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) información sobre ciudadanos y empresas bolivianas que aparecieran en las filtraciones; al no tener éxito, ha anunciado que destacará una comisión de fiscales a Panamá para determinar si se han vulnerado las leyes bolivianas.
 
La información preliminar revelada por la ICIJ señala que 95 firmas, 18 clientes, ocho beneficiarios y 35 accionistas corresponden a Bolivia.  Los papeles de Panamá constituyen, hasta el momento, la mayor filtración periodística en la historia con 11 millones de documentos del bufete de abogados panameño Mossack Fonseca sobre la colaboración para la gestión de capitales en paraísos fiscales.
 
Un paraíso fiscal es un país que exime del pago de impuestos a inversores extranjeros que mantienen cuentas bancarias o constituyen sociedades en su territorio. Los Estados que aplican este tipo de políticas tributarias lo hacen con la intención de atraer  divisas para fortalecer su economía. Generalmente captan personas y empresas que buscan condiciones tributarias más favorables.
 
La elusión fiscal consiste en evitar o retrasar el pago de determinados impuestos mediante mecanismos y estrategias legales, mientras que la evasión fiscal es una acción reñida con la ley; es decir, un delito.  Ambas, eso sí, tienen un fin convergente,  hacen que el Estado pierda gran parte de su recaudación, pues consiste en ocultar bienes o ingresos con el fin de pagar menos impuestos.  
 
Tanto en la elusión como en la evasión se puede  experimentar abusos. En el primer caso las autoridades arguyen que el procedimiento es abusivo y, en el segundo, se dice que son las autoridades tributarias que, por sus abusos, provocan la elusión.
 
Resulta obvio que en la elusión los contribuyentes buscan evitar legalmente el pago de impuestos; sin embargo, parecería que quienes más se benefician con este procedimiento son personas cuyos dineros tienen un origen non sancto y empresas generalmente transnacionales que no sólo buscan la elusión, sino que utilizan el procedimiento para la evasión, amparados precisamente en su transnacionalidad.
 
¿Es el verdadero problema de los papeles de Panamá un problema de elusión impositiva o, inclusive, de evasión impositiva?
 
El problema real es el del origen de los fondos, que podríamos incluirlo bajo el denominativo genérico de enriquecimiento ilícito. Es la misma situación que se tiene en cualquier país, inclusive en el nuestro. Se debe explicar de dónde uno adquiere sus recursos.  Si su obtención es legítima y legal, no hay problema.
 
En 1980 se creó el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) destinado combatir el lavado de activos y la financiación del terrorismo. En la actualidad, no obstante, son dos fuentes que preocupan en extremo a la comunidad internacional en materia de origen de fondos: la corrupción y el narcotráfico.
 
Aclarado el contexto, ¿qué es lo que podrá investigar la comisión de fiscales bolivianos en Panamá?  Desde luego que el narcotráfico y la corrupción son figuras delictivas en Bolivia. En el primer caso se aduce que la mayor parte de la producción de coca del Chapare es fuente de narcotráfico y, en el segundo, por ejemplo, las denuncias de corrupción, como en el caso del señor Ostreicher o del Fondo Indígena, son indicativos de que se han cometido este tipo de delitos. 
 
Ergo, lo que seguramente estará buscando la comisión de fiscales es, en realidad, la vinculación entre los dineros provenientes del narcotráfico y la corrupción en Bolivia, y depósitos que se hayan hecho en Panamá, ya sea en cuentas personales o en compañías creadas para el efecto.
 
Bien por la comisión… si es que logra ir, si es que consigue que alguien la reciba y si es que obtiene algún resultado… porque la mayoría de las investigaciones de casos de corrupción y narcotráfico en Bolivia han arrojado escasos resultados con casi nula credibilidad.
 
Eso sí, lo que la comisión de fiscales seguramente no hará es investigar los aspectos tributarios involucrados en los papeles de Panamá, pues la materia prima del narcotráfico no tributa en Bolivia y, por ende, no tiene para qué acudir a la elusión en Panamá.
 
Un ultimo aspecto: por las expresiones vertidas por las autoridades de Transparencia y de la Fiscalía se presume que hay el delito de enriquecimiento ilícito por parte de ciudadanos o empresas bolivianas, contraviniendo así la garantía constitucional de presunción de inocencia. 

Fernando Salazar Paredes es abogado internacionalista.
13
2
Comentarios

También te puede interesar: