La Paz, Bolivia

Martes 28 de Marzo | 21:23 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Alias Agatha

De Muros y de Males

De Muros y de Males
"El presidente Trump tiene razón. Construí un muro en la frontera meridional de Israel. Detuvo toda la inmigración ilegal. Gran éxito. Gran idea”. Con estas palabras, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, anunciaba su apoyo a la máxima autoridad de Estados Unidos y su controversial propuesta en relación con la frontera mexicana. 

A partir de este comentario (expresado por Netanyahu en Twitter el pasado 28 de enero), el gobernante estadounidense respondió a la pregunta sobre el funcionamiento de los muros. "Sólo pregunten a Israel”, dijo hace dos días, luego de afirmar que el muro con la frontera mexicana está en proceso de diseño. 

Escalofriante. La idea del muro ya no parece ser sólo eso, una idea, sino un plan que ha cobrado vida para transformarse en un hecho real. Ante esta situación, creo pertinente insistir en el debate del muro entre Estados Unidos y México. Por sus motivaciones y consecuencias…
 
¿cuáles son realmente?

En relación con las primeras, el tema de la inmigración ilegal parece ser sólo un justificativo para disfrazar la posición xenófoba y racista no sólo de Trump, sino de los tantos estadounidenses que lo apoyan. En relación con las consecuencias, el Presidente estadounidense parece olvidar aquéllas que sufrió el país de su herencia materna, Alemania, a partir del muro construido en Berlín, en el contexto de la Guerra Fría. 

En memoria del recientemente fallecido Tzvetan Todorov y por la pertinencia y actualidad de varias de sus propuestas, considero clave recordar sus palabras al recibir el premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales, en 2008: "El extranjero no sólo es el otro; nosotros mismos lo fuimos o lo seremos, ayer o mañana, al albur de un destino incierto: cada uno de nosotros es un extranjero en potencia”. 

Claramente, el presidente Trump está lejos de coincidir con Todorov y sus propuestas sobre la otredad, focalizadas en la importancia de reconocer y respetar al extranjero. Más bien, parece ilustrar la "barbarie”, descrita por el filósofo fallecido: "Los bárbaros son los que consideran que los otros, porque no se parecen a ellos, pertenecen a una humanidad inferior”. 

Sin embargo, considero que esta ilustración no sólo aplica a Trump, sino a la ciudadanía que lo apoya. Y aquí está una de las principales motivaciones para la construcción del muro: el rechazo en diferentes sectores sociales estadounidenses a los inmigrantes latinos, lo cual le da legitimidad y poder a la hostilidad de su Presidente. 

Ergo, el trabajo para revertir la decisión de construir el muro, así como las otras promesas de políticas xenófobas frente a migrantes y refugiados, debería iniciarse en las comunidades estadounidenses que apoyan al presidente Trump. La ciudadanía es el actor fundamental para incitar o frenar procesos sociales. 

Para ello, sería útil pensar en las consecuencias de la construcción del muro, que propone Trump, entre Estados Unidos y México. Se toma como referencia a Israel y el muro frente a Cisjordania para marginar a la población palestina. Sin embargo, se olvida otro importante antecedente en muros: Berlín. 

Actualmente, Alemania aún sufre las consecuencias de la construcción de esa gran pared, principalmente a nivel social y cultural, aunque también existen secuelas económicas y políticas. Por lo mismo, se mantienen partes del muro. "Recordar para no volver a cometer los errores pasados” parece ser el lema.

Sin embargo, Trump y la ciudadanía estadounidense que lo apoya parecen no ver las terribles consecuencias de un muro. Ciertamente, el de Alemania dividía un país. Pero el de la frontera estadounidense mexicana dividiría una sociedad. No es novedad la influencia mexicana en Estados Unidos, así como del resto de las tantas nacionalidades migrantes que han hecho a ese país del norte. 

¿"Let’s make America great again” (hagamos a América grande otra vez)? No se equivoque en su lema señor Trump. América somos todos quienes habitamos el continente y somos aquellos quienes contribuimos con la construcción de Estados Unidos. Un muro conduciría a su país a una fatal caída. 

Guadalupe Peres-Cajías es docente universitaria y especialista en investigación en comunicación. 
84
7

También te puede interesar: