La Paz, Bolivia

Miércoles 18 de Enero | 06:02 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Hugo del Granado Cosío

Distorsión exploratoria en YPFB

Distorsión exploratoria en YPFB
Los pobres resultados obtenidos en la exploración petrolera en el país durante los últimos diez años no pueden atribuirse sólo a problemas derivados de la nacionalización o la inseguridad jurídica u otros factores ya debatidos ampliamente. Sumado a todos los anteriores, existe además un gran desorden al interior de YPFB que perjudica la eficiencia y afecta sus recursos económicos, y humanos.

Por alguna extraña razón, YPFB Oficina Matriz ha decidido llevar adelante tareas exploratorias al margen de sus subsidiarias. Las subsidiarias, como Chaco y Andina, además de Petroandina, tienen sus respectivas gerencias de exploración y son ellas, como operadoras, las que debieran efectuar estas actividades y no la Oficina Matriz, que es el centro administrativo de YPFB Corporación y no debería asumir funciones para las que no fue creada. 
 
De continuar con esta distorsión no debería sorprender que a futuro esta oficina construya y opere ductos y refinerías e incluso sea productora y comercializadora si resultaran exitosas sus labores exploratorias. En suma, se estaría creando una empresa paralela y más poderosa que sus subsidiarias, porque tiene el control de los recursos económicos de todas las reparticiones de la corporación.  
 
Para que Oficina Matriz sea operadora en exploración se le ha asignado áreas reservadas y equipos de perforación, de esta manera están a su cargo las áreas de Boyuibe y Ovai, en el departamento de Santa Cruz, y tiene en desarrollo siete proyectos de exploración, tanto en Santa Cruz como en Beni, en regiones como Itaguazurenda, El Sena, Río Beni, Gomero y otros.   
 
Al interior de un programa exploratorio para Santa Cruz en 42 proyectos exploratorios, YPFB Oficina Matriz programó, para el año 2014, la perforación del primer pozo, con el anuncio que después de 19 años YPFB recuperaba su papel de operador.  Según las autoridades de YPFB, esto era "fundamental porque antes de la gestión 2015 YPFB no estaba haciendo actividad exploratoria, sino las operadoras y las empresas subsidiarias” (PS 09.03.2016). El presidente de YPFB declaró al respecto: "Vamos a enraizar esta perforación con un equipo propio de YPFB (el equipo asignado es una de las perforadoras chinas adquiridas a CAMC), será nuestra empresa la que volverá a desarrollar actividades de exploración con todo su capital humano” (LR 18 09 2015). 
 
De esta manera, después de desarrollar trabajos de sísmica y reprogramar la perforación del pozo, YPFB planificó, para diciembre de 2015, el inicio de la perforación del primer pozo en Itaguazurenda, "(...) proyecto que ha sido conceptualizado y desarrollado 100% por YPFB Casa Matriz después de más de 20 años sin tener actividades operativas de perforación” (AN YPFB 23.09.2015)
 
El reiterado énfasis en que Oficina Matriz desarrolle actividades exploratorias como YPFB parecería significar que Chaco y Andina, y sus respectivas gerencias de exploración, son consideradas no sólo como empresas ajenas a YPFB, sino como su competencia. Esta llamativa separación es una muestra de los problemas internos, del desorden estructural, de las pugnas jerárquicas y de presupuestos por los que atraviesa YPFB Corporación en su conjunto.
 
Para perforar el primer pozo de Oficina Matriz, en septiembre del año pasado comenzaron las obras de construcción del camino de acceso de tres km y de la planchada para la perforación  con un costo de 15,9 millones de dólares.  En noviembre se inició desde Carrasco (638 km) el transporte en 50 camiones, del equipo perforador de 1.500 HP, con el objetivo primario de alcanzar una profundidad de 2.500 metros. 
 
El 21 de diciembre de 2015, en homenaje al Día del Petrolero, el presidente Morales dio inicio a la perforación del Pozo Itaguazurenda X3 con la promesa de que, si se encontrara gas, se perforarían otros tres pozos con una inversión de 140 millones de dólares. Por su parte, el Ministro de Hidrocarburos declaró que en 20 años este proyecto generaría una renta petrolera de 556 millones de dólares, dado que se estimaba descubrir una reserva de 0.11 TCF’s de gas y un millón de barriles de condensado (UCOM MHE 22 .12.2015).
 
La perforación del pozo concluyó el pasado mes de marzo con resultados negativos, pero no se ha dado ninguna explicación del fracaso, aunque se han tejido una serie de conjeturas al respecto debido a que este mal resultado no se debería a razones geológicas. A la fecha, se está construyendo, de manera apresurada, una nueva planchada y otro campamento a poca distancia de los primeros.
 
Como se puede ver, el tema exploratorio es un problema que se ha agudizado, no sólo por factores externos a YPFB, sino por factores internos de poder y de control que, definitivamente, han rebasado la capacidad y las posibilidades de solución dentro de YPFB.
 
Hugo del Granado Cosío es experto en hidrocarburos.
27
3
Comentarios

También te puede interesar: