La Paz, Bolivia

Domingo 30 de Abril | 08:42 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Ilya Fortún
# VerdadesSinFiltro

El nuevo evista

El nuevo evista
El nuevo evista es un tipo medio conflictuado porque no puede decirlo a viva voz; le jode la idea de admitirlo en público. 

Por eso el nuevo evista tiene que dar mil vueltas cuando tiene que defender al Evo, sin que se le note mucho; le da vergüenza en el fondo.

Le da vergüenza no por razones políticas o ideológicas; le da vergüenza porque para defenderlo al Evo tiene que olvidarse por una ratito de su racismo, y eso sí que es un sacrificio.

Y es que se trata del mismo tipo que durante años se refirió al Evo como "ese indio tal por cual”.
 
Es el mismo tipo que desprecia profundamente todo lo que tenga que ver con lo indígena y que siempre estuvo convencido de que el atraso de este país no tuvo nada que ver con la calidad de sus elites y que se debe, exclusivamente, al error de no haber exterminado a los indios a su debido tiempo.  

Esa es en realidad la única incomodidad del nuevo evista. Las contradicciones e inconsistencias políticas e ideológicas se las pasa por el forro olímpicamente porque él siempre fue un tipo pragmático y realista, y no un perdedor como esos cojudos idealistas que no entienden cómo funciona el mundo.

El nuevo evista está obligado a ser el nuevo evista no por convicciones ni por agradecido, sino porque en la época de vacas gordas, él se llevó a la más gorda de las gordas. Hizo plata como condenado y aunque entiende de economía, y sabe que la jauja ya se acabó, cree que el Evo puede darle unos minutos extras de adición a su insaciable billetera.

Y es que a este nuevo y denodado defensor del Evito le valen tres pepinos si quien nos gobierna es Idi Amín Dadá o la Madre Teresa de Calcuta mientras pueda seguir forrándose de plata. Le vale madres también la democracia, la libertad de expresión y esas otras pavadas que son bonitas y políticamente correctas, hasta que se interponen en el camino del dinero.

Oye, no sean tan duros con el pobrecito. Ya perdió un montón de privilegios sociales y políticos y tuvo que contentarse y quitarse la pena ganando más plata que nunca.

También tiene sus ideas políticas el nuevo evista, no vayan a creer que no. Él sabe bien que a los indios y a los pobres hay que tenerlos a raya, con la pita bien cortita y, sobre todo, con mano dura. Y sabe que para eso no hay mejor que el Evo. Por eso "le preocupa mucho el futuro del país y la inestabilidad que podría generarse sin el Evo”.

Por eso el nuevo evista aportará lo que haya que aportar para que las cosas sigan como están, aunque sea sólo por un ratito más, aunque eso hipoteque nuestro futuro, el de nuestros hijos y el de nuestros nietos.

No es que los otros le caigan mal ni que tenga nada contra ellos, finalmente son  amigotes con muchas cosas en común, pero, francamente hablando, el Evo es el único que pudo implantar un capitalismo como el que siempre soñó y no esas cosas a medias que los partidos del viejo régimen intentaron sin éxito.

Para el nuevo evista, el Evo fue después de todo la mejor sorpresa del mundo: el comunista desgraciado que venía a quitarnos todo y a hundir el país en el desorden, había sido en realidad el más conservador de los conservadores. Una nueva versión de Banzer, corregida y aumentada y con pinta de indígena, además. Mejor imposible.

El nuevo evista será evista solamente hasta que el Evo caiga. Después de eso, sin duda, se ocupará de vengar las humillaciones recibidas y así satisfacer su racismo contenido.  

Ilya Fortún es comunicador social.
566
30

También te puede interesar: