La Paz, Bolivia

Jueves 27 de Julio | 16:46 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Serotonina

Lo que le duele, lo que nos duele

Lo que le duele, lo que nos duele
"Duele abandonar el país”, decía el Presidente, cuando, este jueves, subía a su avión para irse a curar a Cuba de un nódulo en la garganta. Pero más duele que en 11 años de Gobierno no haya sentado las bases de una atención médica moderna y universal. 

Nos duele que los jerarcas puedan gastar miles de dólares y frondosas comitivas para hacerse operar de los chasquidos en su garganta, y el pueblo no pueda salir al exterior a hacerse curar de enfermedades mucho más críticas. 
 
Duele que en 11 años de bonanza económica no tengamos hospitales de tercer nivel dignos y que, el otrora destructor de imperios y luchador de la dignidad nacional  termine en manos de médicos extranjeros, en desprecio de los propios médicos bolivianos, a los cuales repudia.
 
El régimen de Maduro, al anular al Congreso, borra el último vestigio de democracia, convirtiéndose en dictadura, y duele que los detentadores del poder, sin mediar análisis, a nombre de todos los bolivianos, a través del Canciller, experto en artes orientales de la meditación antes que en diplomacia internacional, salga a defenderlo y apoyarlo incondicionalmente: "A nombre del Gobierno y del pueblo boliviano, expresa su solidaridad e incondicional apoyo a la hermana República Bolivariana de Venezuela ante un nuevo ataque y acoso político que intenta fracturar la democracia, desestabilizar al gobierno del presidente Nicolás Maduro y desconocer la Constitución Venezolana”. 
 
Punza escuchar cómo los caciques de las organizaciones pretorianas del Chapare respaldan el comunicado del Gobierno y reiteran que la revolución bolivariana jamás será vencida. ¿Qué nos están diciendo con esto? Que los bolivianos nos vayamos haciendo la idea que de  aquí tampoco los moveremos. Que aprendamos de Venezuela, que ése es el camino que van a seguir y que nadies los vas sacar de la plaza Murillo. En nuestras caras pálidas y oscuras nos están machacando que ése será el derrotero de la política boliviana.
 
Duele que los bolivianos veamos en el espejo lo que nos espera. Es decir, al igual que los venezolanos, los bolivianos debemos empezar a diseñar escenarios en los que el actual Gobierno no va convocar a ningún acto electoral nacional en el que la victoria de su candidato no les esté asegurada. En Venezuela, desde el año 2015, no se realizan, bajo pretextos inverosímiles, elecciones a gobernadores, ni alcaldes porque saben que en un 90% de ellas, a pesar del montado fraude, el gobierno las pierde. 
 
Con muy buen criterio Puka Reyes Villa planteó (3/02/17) que en Bolivia deberíamos tener una necesaria "pausa electoral” para certificar los procesos y dar curso a la auditoría al padrón, que tiene más de 80 observaciones realizadas por la Unión Europea y la OEA. Pero duele que la fábrica de votos, el TSE, insista en llevar adelante referendos autonómicos en más de 30 municipios, en julio de este año. ¿Cuál el objetivo? ¿Profundizar la autonomía? ¡Winflas! Es aceitar al máximo el mecanismo que garantice, en caso verse forzados de ir a elecciones, la victoria del candidato oficialista.
 
No les importa el padrón y tener un proceso electoral limpio y transparente. Los referendos autonómicos son el pretexto para preparar la maquinaria del fraude y por ello deberíamos pararlos, y denunciarlos como tales.
 
También duele, señor Presidente, que use la noble causa del retorno al mar que todos apoyamos para sus fines mezquinos y que nos pueden llevar a perder más que a ganar. Con muy buen apunte, el doctor Ronald Torres Armas hizo conocer un exhorto a todos los bolivianos en sentido que "la impertinencia y el triunfalismo oficial están provocando una agudización de la confrontación con Chile, tan inútil como imprudente”. Y es que las bravuconadas tienen límites. Torres nos recuerda que  Chile "en su afán disuasorio refuerza permanentemente su potencial militar. Recientemente ha comprado más de 500 tanques Leopard II, más de 50 aviones F-16, submarinos scorpene con lanzadores de misiles contra objetivos aéreos y ha cambiado todos los fusiles de asalto de su Infantería de Ejército  y Marina. Dispone de 15.000 nuevos fusiles de asalto heckler & koch (hk) G36C; la infantería de Ejército es íntegramente blindada en porta tropas a orugas; su marina de guerra ha construido, en Concepción y Talcahuano, bunkers y refugios antiaéreos. La pregunta es: ¿para qué y contra quién?”
 
Duele cómo la mesura, que debía ser la norma en nuestras relaciones diplomáticas, ha estado caracterizada por la improvisación y declaraciones altisonantes, que en vez de ayudar a nuestras justas causas, las perjudican. "No provoquemos. Que los políticos se abstengan de opinar lo que no saben, por sólo ‘aparecer’, o por reforzar una opinión desfachatada. No hagamos, pues, demagogia. Evitemos palabras sediciosas, podemos desencadenar la tragedia. Debemos aprender la lección histórica de que nuestros optimismos terminan siempre en desilusiones. Ha quedado claro que aún si el fallo de la CIJ fuera enteramente favorable no ‘entregara’ soberanía a Bolivia, lo máximo que podría determinar es que se ‘negocie’ la cesión de soberanía comprometida y que la forma, los alcances, y los plazos de esa eventual negociación es algo que tienen que negociar los dos países de forma bilateral”.
 
 Como podrá comprobar  Su Excelencia, sus dolores están muy lejos de los dolores de los que amamos la vida, la democracia y la patria. Que se sane y súmese a combatir los dolores de todos los bolivianos. Lo esperamos.

Ivan Arias Duran es ciudadano de la República de Bolivia.
350
12

También te puede interesar: