La Paz, Bolivia

Jueves 27 de Julio | 16:35 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Rafael Puente
Vamos a andar

En Cochabamba, ¿quieren urbanizar la laguna Alalay?

En Cochabamba, ¿quieren urbanizar la laguna Alalay?
En la capital del Valle, la pésima gestión del alcalde Castellanos abrió las puertas para el retorno de la derecha colonial, de modo que para el nuevo alcalde Leyes fue relativamente fácil lograr un notable aumento de popularidad mostrando un mínimo de seriedad y de eficiencia, que era lo que había faltado en la gestión anterior (como se mostró con el desastre múltiple de los puentes).

Que muy pronto le saliera al nuevo gobierno municipal la oreja señorial -en el intento de prohibir que la plaza principal estuviera abierta a debates políticos y a una participación social, que siempre había sido múltiple y popular, y volviera a ser el espacio privilegiado y colonial de antes del año 52- a fin de cuentas era de esperar y, además, era una ingenuidad ya que la sociedad civil se iba a encargar de recuperar la tradicional calidad de esa plaza…

Pero ahora nos encontramos con un hecho preocupante y que viene a mostrar que el nuevo Alcalde estaría dispuesto a consumar un crimen de lesa naturaleza y de lesa ciudadanía, acabando de liquidar nada menos que la laguna Alalay, símbolo de lo que fuera nuestra ciudad jardín, y nuestra capital de la eterna primavera (ambas en peligro de extinción)…

Los hechos: la Alcaldía lanzó una convocatoria para un "plan de manejo” de la laguna Alalay, en principio una iniciativa prometedora. Pero resulta que el pasado 18 de enero adjudica ese plan ¡¡a una empresa constructora!! ¿Qué pudo pasar? Miramos en el famoso Sicoes y nos encontramos con el dato curioso de que una empresa ambiental, que también se había presentado a la convocatoria y que se llama Rumbol, había sido calificada con cero puntos (pese a sus 14 años de experiencia) y que su gerente (con 13 años de experiencia) también había sido calificado con cero puntos. Y no aparece nada claro, cuál había sido el criterio para calificar como ganadora a una empresa constructora, ella sí con cero experiencia ambiental…

¿Será posible que el gobierno municipal de Cochabamba pretende convertir la emblemática y problemática laguna en nuevo negocio inmobiliario? De no ser así, ¿cómo se explica que su plan de manejo se entregue a una empresa cuyo único mérito es saber construir? ¿No cabe la sospecha de que se trata de seguir con la línea que ya inició el club Aurora, que ha construido nada menos que un hotel precisamente en los terrenos que recibió en "comodato” al borde de la laguna?

La sospecha se agrava cuando se oye hablar de la vieja amistad del nuevo Alcalde con los señores Pavisic (y por tanto con Manfred Reyes Villa), que controlan precisamente el club Aurora y que ya han sido beneficiados con otros comodatos por anteriores alcaldes.

La plaza 14 de Septiembre es un espacio cívico y participativo que por supuesto hay que defender. Pero la laguna Alalay es un pulmón de Cochabamba, es igualmente emblemática -o más- que la plaza. Y precisamente, porque se encuentra muy dañada, con problemas de abastecimiento de agua, con plagas vegetales difíciles de exterminar, y con la típica polución que genera una ciudad que crece y crece sin ninguna planificación (en planificación urbana debemos ser la última capital del país), precisamente por eso es urgente que un Plan de Manejo de la laguna esté en manos de una empresa ambiental, que sería la llamada a resolver los problemas mencionados, y no de una empresa constructora, que lo único que puede hacer es acabar de destruirla.

¿Será que realmente la nueva Alcaldía no sólo tiene mentalidad señorial, sino también mentalidad ecocida? ¿No es una maldición municipal la que sufre esta sufrida Cochabamba? Y ahora ¿quién podrá defendernos?

Rafael Puente es miembro del Colectivo Urbano por el Cambio (CUECA) de Cochabamba.
42
39
Comentarios

También te puede interesar: