La Paz, Bolivia

Miércoles 24 de Mayo | 17:32 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Atando cab

Caídas mortales

Caídas mortales
En los últimos años, en particular en los últimos meses, escuchamos por los medios de comunicación los reportes de trabajadores/as en la construcción que pierden la vida debido a la falta de seguridad en el puesto de trabajo. Sin embargo, la Inspectoría del Trabajo insiste en realizar su labor en los centros de trabajo donde hay buenas condiciones de trabajo.

 Son dos sectores de la economía donde se presentan el mayor número de accidentes mortales de trabajo: la construcción y la minería, sobre todo en la cooperativizada. En Catavi -me comentaron algunos amigos- el salón donde se velan a los muertos está ocupado casi todos los días y la mayoría de los difuntos son trabajadores que perdieron la vida en pleno trabajo.
 
También me comentaron que existen muchos trabajadores a los que se los tiene que dar por desaparecidos porque si bien se tiene el registro de su ingreso a la mina, no se tiene el de su salida. Los familiares se agrupan cerca de la bocamina con la esperanza de que en algún momento salga el trabajador familiar. 

En ese contexto,  no se cuenta con datos oficiales, sobre todo reales, de la situación de la salud y seguridad en el trabajo de la minería. 

En el sector de la construcción, nos enteramos reiteradamente de accidentes mortales de trabajadores debido a caídas de altura o por aplastamiento por el derrumbe de muros. Este tipo de accidentes en la construcción en Bolivia son más frecuentes que los que ocurren en otros países de similar nivel de desarrollo que el nuestro.

 En el país, al parecer, se cree que primero se tiene que modificar las leyes que norman las condiciones de salud y seguridad en el trabajo que deben proporcionar los empleadores y, después, considerar la elaboración de un plan de promoción de la salud y seguridad en el trabajo. 

 Para el caso del sector de construcción, el país ratificó el Convenio 167 que norma la protección en materia de salud y seguridad en el trabajo precisamente de este sector. Como toda norma es general. Por ejemplo, se dispone, en el artículo 18, que "siempre que ello sea necesario para prevenir un riesgo, o cuando la altura de la estructura o su pendiente excedan de las fijadas por la legislación nacional, debería tomarse medidas preventivas para evitar las caídas de trabajadores,  de herramientas y otros materiales u objetos. También dispone que "cuando los trabajadores hayan de trabajar encima o cerca de tejados o de cualquier superficie cubierta de material frágil, a través del cual puedan caerse, deberán adoptarse medidas preventivas para que no pisen por inadvertencia ese material frágil o puedan caer a través de él”.

 Como se ve, los empleadores están obligados a tomar medidas concretas para proteger a los trabajadores contra accidentes fatales. Sin embargo, los empleadores no toman las medidas pertinentes.

 Por otro lado, el Ministerio de Trabajo tiene un registro de empresas, las mismas que son objeto de inspección. Ese registro está compuesto generalmente por empresas grandes que tienen sus planes de salud y seguridad en el trabajo. A pesar de ello, en muchas se registran problemas de seguridad. Pero, en las empresas que no están registradas y que no son inspeccionadas, y deberían serlo, como las empresas de construcción, los inspectores sólo llegan -cuando se enteran-  a inspeccionar después del accidente de trabajo. La Inspectoría del Trabajo debería presentarse en todas las construcciones para verificar si estas empresas otorgan seguridad a sus trabajadores.

Rodolfo Eróstegui T. es experto en temas laborales.
58
1
Comentarios

También te puede interesar: