La Paz, Bolivia

Miércoles 20 de Septiembre | 12:40 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Atando cabos

Simplemente COB

Simplemente COB
En el pasado, el cumpleaños de la Central Obrera Boliviana (COB) se festejaba ruidosamente con marchas a nivel nacional, departamental, municipal  y en los centros mineros. Discursos encendidos, llamando a la unidad en torno de la clase obrera, cuestionando al Gobierno de turno, demandando sus principales reivindicaciones que orientaban posteriormente su lucha. En la dictadura no había ese despliegue de demostración, su "festejo” era clandestino, los dirigentes eran perseguidos. Pero siempre el 17 de abril era recordado, no importaba si lo hacían clandestinamente o si salían a tomarse las calles. Era un día de algarabía y de lucha.

Un 17 de abril, en la sede de la Federación Gráfica Boliviana (FGB), a una cuadra de la Plaza Murillo y a los ocho días del triunfo de la Revolución Nacional de 1952, los dirigentes de las principales organizaciones sindicales del país, encabezadas por la Federación de Mineros y la Confederación de Fabriles, creaban la que posteriormente fue conocida como la poderosa COB.
 
Con el nacimiento de esta organización concluían 47 años de lucha por constituir organizaciones sindicales. 

Los gráficos, en 1905, crean la primera organización sindical, pero son los ferroviarios, en 1918, los primeros en constituir un sindicato nacional.  Posteriormente, entre 1921 y 1927, se realizan los primeros congresos de trabajadores. En 1927 se comienza a hablar de la lucha de clases y se perfila un programa laboral contra el capitalismo. 

El principal obstáculo que tenían los trabajadores se derivaba del hecho que una inmensa mayoría de la población no tenía idea del capitalismo ni de lo que era una nación. La Guerra del Chaco hizo que los obreros, los campesinos explotados se conocieran. A partir de ahí la clase trabajadora adquiere una cohesión ideológica y una mayor capacidad de movilización, las mismas que se fortalecen con la creación de los partidos de izquierda como el Partido Obrero Revolucionario, el Partido de Izquierda Revolucionario, etcétera, que le dan una orientación clasista al movimiento sindical que se mantiene hasta ahora.

Entre 1946 y 1952 se tienen algunos hitos históricos para el movimiento sindical como la redacción de la Tesis de Pulacayo, que se la puede considerar como la primera respuesta obrera al capitalismo y al régimen que surgió después del asesinato de Villarroel.  De ahí en adelante, y sobre todo durante el régimen de Mamerto Urriolagoitia, la dirigencia sindical fue perseguida, exiliada, pero jamás los dirigentes se doblegaron hasta que al final crearon, sin pedir permiso a nadie, la COB.

El 17 de abril comienza una nueva historia del movimiento sindical. Primero se consolida la organización. Si bien varios dirigentes sindicales, entre ellos Lechín y el fabril Butrón participaron en el gabinete gubernamental y Lechín, incluso, llega a ser el vicepresidente del país, nunca pusieron en duda la independencia de las organizaciones sindicales respecto al Gobierno.  

La represión al movimiento sindical no cesó. Vinieron las dictaduras y  las masacres, como la de San Juan en Siglo XX, Llallagua y Catavi. La COB se opuso y combatió a las dictaduras de Bánzer, García Meza. Resistió el golpe de Natusch Busch. Se puso al frente en la lucha por la democracia, creó el Consejo Nacional para la Democracia (Conade) junto a los partidos políticos y lo presidió.  El aporte de la COB a la creación y consolidación de la democracia es quizá uno de sus principales logros como organización sindical.

Siempre orientados por la Tesis de Pulacayo y por la lucha de clases, la COB se supo acomodar a las nuevas exigencias de la democracia. Por ello, sin dejar sus métodos históricos de lucha como son la huelga, las marchas, los bloqueos, etcétera, también se sentaron en la mesa de negociación con el Gobierno para luchar por sus principales reivindicaciones: salario, salud, industrialización, seguridad social, apoyo al campesinado. En fin la lista de sus demandas es tan extensa que no cabría en este artículo. 

En los últimos años la COB ha sido opacada por la creación de otras organizaciones como la Coordinadora Nacional para el Cambio, en la que participan muchos dirigentes sindicales y le arrebataron a la COB su participación política. Ahora esta organización sólo pelea por sus reivindicaciones mediatas. Esperemos que la lucidez de los dirigentes actuales logre devolverle su poderío.

Rodolfo Eróstegui Torres  es experto laboral.
61
6

También te puede interesar: