La Paz, Bolivia

Domingo 26 de Marzo | 20:44 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Focus

Error histórico

Error histórico
Cuando Donald Trump acusó a los inmigrantes mexicanos de ser violadores y asesinos,  el presidente de México, Peña Nieto, debió haberlo declarado persona non grata  y exigirle públicamente que se disculpe. Eso hace un líder patriota que protege a su pueblo. Pero éste no hace respetar a los mexicanos. Al contrario, cometió el error histórico de invitar al candidato a su país -como a Hillary  Clinton- para hablar sobre temas bilaterales, entre ellos la construcción del muro entre ambas naciones.

El presidente de los mexicanos dijo:  "Creo en el diálogo para promover los intereses de México en el mundo y, principalmente, para proteger a los mexicanos donde quieran que estén”.

Tras la controvertida visita, el empresario volvió a su país y lo  primero que anunció fue que los mexicanos pagarían la construcción del muro. Peña Nieto aclaró:  "Al inicio de la conversación con Trump dejé claro que México no pagará por el muro”.
El Gobierno mexicano "pisó el palito”, ya que el candidato terminó utilizando la visita para hacer campaña electoral.

Esta cadena de desaciertos le costó al presidente mexicano que su popularidad baje a 23%, la más baja de su historia. Cuando inició su mandato contaba con el 61%. Y, como había que culpar a alguien, el Ministro de Finanzas renunció.

El empresario ha sido el primer candidato estadounidense en ser recibido por un presidente mexicano. El ceremonial fue excesivo, lo cual provocó que   Trump se sintiera presidente. Grave error político y diplomático. Se debe recibir a un presidente electo o una vez posesionado.

 La relación entre dichos países es delicada, más aún porque México perdió gran parte de su territorio que tuvo que ceder a Estados Unidos y, principalmente, por los inmigrantes. Se estima que viven casi 35 millones de mexicanos en el país del norte.

Actualmente existe una valla de 1.100 kilómetros. Y el candidato republicano insiste en completar los 3.000 restantes. Un absurdo.

Arguye que por la frontera atraviesan los inmigrantes ilegales, droga y se trafican armas, como si los estadounidenses no consumieran estupefacientes ni compraran armas.  Los que cruzan la frontera son mexicanos que no han podido obtener un trabajo en su país, arriesgando sus vidas y abandonando a sus familias. Existen historias trágicas, como cuando más de un centenar de inmigrantes ilegales quedaron encerrados en un camión y murieron por calor y asfixia.

En Estados Unidos, los millones de mexicanos legales o ilegales trabajan haciendo los empleos más duros en las carnicerías, recogiendo basura, cosechando en el campo bajo un sol asfixiante para enviar remesas a sus familiares, que son un importante ingreso para México. Hacen los trabajos que los estadounidenses evitan hacer y Trump los acusa de quitar los empleos a sus compatriotas.

Entre dichos países cada minuto se comercializa un millón de dólares, el intercambio comercial de 500 mil  millones de dólares y seis millones de empleos en Estados Unidos dependen del comercio con México. Es la frontera más transitada del mundo. Un millón de personas la atraviesa al día, así como 300 mil vehículos.

Si Trump es elegido -que sería una desgracia para el planeta- lo primero que hará será echar a los indocumentados y construir el muro. Y Peña Nieto  pasará a la historia como uno de los peores presidentes de su país.


Verónica Ormachea G. es periodista y escritora.
105
21
Comentarios

También te puede interesar: